cataratas de Iguazú

Cataratas de Iguazú, una de las 7 maravillas naturales

Continuamos nuestro viaje por Argentina viajando al norte para conocer las cataratas de Iguazú. Este espectáculo único de la naturaleza, declarado Patrimonio Natural de la Humanidad y una de las Nuevas 7 Maravillas Naturales del Mundo, se originó hace unos 200.000 años, en el sitio conocido como “Hito de las Tres Fronteras” (Argentina, Brasil y Paraguay), donde confluyen el río Iguazú y el río Paraná.

De las cataratas de Iguazú se dice que se ven desde el lado brasileño, pero se viven desde el argentino, así que… ¡hacemos los dos!

¿Cómo llegar a Iguazú? Volamos e Buenos Aires a Iguazú en 1:30 horas. En el mismo aeropuerto de Iguazú hay un mostrador donde comprar los tickets  del minibus que lleva al pueblo de Iguazú, ouerta de entrada a las cataratas desde el lado argentino.

¿Cuánto tiempo dedicar a las cataratas de Iguazú? Nosotros estuvimos 1 tarde + 1 día entero. La tarde la dedicamos a visitar el lado brasileño, y el día entero a visitar el lado argentino.  

¿Qué hacer en Iguazú?

– Ver las cataratas desde el lado brasileño
– Vivir las cataratas desde el lado argentino
– Recorrer el tranquilo pueblo de Iguazú por las tardes

  • Ver las cataratas desde el lado brasileño

Teníamos 1 día entero + 1 tarde para ver las cataratas; recomendamos utilizar la tarde para ver la zona brasileña, y 1 día para la parte argentina.

Para cruzar la frontera brasileña desde Argentina y acceder al Parque, hay que coger un autobús, en la calle principal del pueblo. Todo el mundo sabe dónde está la parada de autobuses (desde aquí salen muchos a distintas ciudades), así que basta con preguntar para encontrarlo.

Hay que tener en cuenta que el Parque cierra a las 17 horas, y que se tarda más o menos 1 hora en llegar (cuando atraviesas la frontera brasileña, hay que parar para hacer el visado, que es gratuito). El bus te deja a la entrada del Parque, donde hay que comprar las entradas (las que compramos para la zona brasileña no nos valdrán mañana para la zona argentina). Una vez dentro, te guían hasta unos autobuses de 2 pisos, en los que atravesamos el Parque por una zona muy bonita, llena de vegetación, hasta dejarte en unas plataformas de madera, muy bien señalizas, que te guían para que no te pierdas ninguna de las increíbles y maravillosas vistas de las cataratas. Nada más llegar, una estampa de las cataratas en su máximo esplendor, reconozco que me dejó sin habla, es de las cosas más bonitas que he visto nunca. Una maravilla, impresionantes.

Iguazu 3Iguazu 8Iguazu 10Iguazu 11 

  • Vivir las cataratas desde el lado argentino

 Como dice el dicho, las cataratas de Iguazú se viven en el lado argentino; y es que si el primer día veíamos las cataratas de frente, impresionantes; desde el lado argentino tendremos la oportunidad de verlas desde arriba, desde abajo, y desde dentro…

Y para poder vivirlas desde dentro, esto es, acercarnos en una barca hasta el punto donde cae y se estrellan las toneladas de agua de las cataratas, habrá que coger con antelación alguna de las actividades que se organizan en el Parque. Es importante que lo reservéis un día mínimo antes, ya que sino las plazas de pueden llenar. Nosotros lo reservamos el día anterior, tras volver de la excursión del lado brasileño. En la estación de autobuses hay un montón de agencias donde poder hacer la reserva. Lo bueno es que no tenéis que ir por cada una de las agencias preguntando precios, ya que en todas es el mismo porque solo hay una empresa concesionaria. Nosotros cogimos la actividad más completa, que se llama Gran Aventura e incluía paseo en jeep por la selva, subida en lancha por el río hasta la zona de las cataratas, y entrada al pie de las cataratas en 3 ocasiones. Había otra de las actividades, mucho más barata, que era solo la última parte, es decir, acercarte a las cataratas. Francamente, si hiciéramos de nuevo el viaje, habríamos hecho esa actividad, ya que es la parte más divertida, y la diferencia del precio es importamte.

Para llegar al Parque Nacional de Iguazú, hay que coger un bus en la misma estación que ayer, se tarda 30 minutos más o menos en llegar. Lo primero que hacemos es la excursión que tenemos reservada. Durante aproximadamente 45 minutos recorremos la selva del parque en un pickup, con un guía que nos va explicando la naturaleza que observamos. Nos tocó con un grupo de estudiantes en plena edad del pavo, así que lo que parecía iba a ser un tranquilo paseo escuchando los pajaritos se convirtió en una pesadilla de chavales tratando de ser cada cual más gracioso que el anterior. Tenían al guía frito, y a nosotros, también. Una vez finalizada la excursión del pickup, esperamos durante una media hora (!!!) en un embarcadero, donde nos entregaron unos chalecos y nos subieron a las lanchas en las que remontamos el río hasta cada vez más, acercarnos a las cataratas. Muy agradable. Una vez cerca, nos avisaron que era el momento de guardar todo en los sacos impermeables que nos entregaron. Hay que tener en cuenta que se acaba totalmente empapado, como recién salido de la ducha. Qué bien que contábamos con una Go Pro para poder hacer algunas fotos, ya que cuando nos pusimos bajo la catarata no podía ni mantener los ojos abiertos. Muy divertido, una experiencia única, imprescindible hacerla!!

Iguazu 6Iguazu 9Iguazu 7Una vez finalizada la excursión, nos disponemos a recorrer el Parque. Está muy bien señalizado en dos circuitos: el circuito inferior y el circuito superior.

El circuito inferior transcurre por una pasarela que se interna por debajo de los saltos, al corazón de las cataratas. Es un recorrido circular de 1.700 metros, por el que se accede a 8 preciosos miradores.

El circuito superior es una caminata de 650 metros de recorrido que ofrecen una vista panorámica del conjunto de los saltos y del delta del Río Iguazú.

Nuestra última visita en el Parque es a la Garganta del Diablo, la unión de saltos más espectacular, con 150 m de longitud y una caída de 80 m de altura. Supone una potente caída de agua que al romper en el río crea densas nubes de vapor que impiden incluso fotografiar la cascada. Aquí el rugido de la catarata es increíble, y hay un permanente arcoiris que se forman con la bruma del agua y los rayos del sol. Para acceder, hay que coger el Tren de la Selva, que llega a la Estación Garganta del Diablo. De ahí al balcón de la Garganta del Diablo son 2km andando por una pasarela de madera.

Iguazu 11

Iguazu 2

  •  Recorrer Puerto Iguazú por las tardes

Puerto Iguazú no da la sensación de ser un pueblo, con su casco histórico. Es más bien un lugar de paso de los miles de visitantes que vienen a descubrir las cataratas cada año. Es un lugar tranquilo, con varios restaurantes apetecibles para pasar las tardes tras volver del Parque.

Alojamiento en Iguazú. Nos alojamos en el Hostería Los Helechos, con piscina. Correcto, pero le falta encanto.  http://www.hosterialoshelechos.com.ar/

—-> Haz click para ir a la siguiente parada: Provincias de Jujuy y Salta

4 pensamientos sobre “Cataratas de Iguazú, una de las 7 maravillas naturales”

    1. Hola Delmy! Tenemos aún esa espinita de no conocer Guatemala, tendremos que ir muy pronto! 🙂

      Si es así, contactaremos contigo para visitar vuestro hotel

      Muchas gracias por seguirnos!

Deja un comentario