Viaje a La Habana

Organizar tu viaje a la Habana

Planeamos nuestro viaje a la Habana con meses de antelación. Puede parecer mucho, pero resulta recomendable cuando se quiere viajar en temporada alta y asegurarse las mejores casas o alquilar coche.

Llegamos desde Madrid en un vuelo de Evelop que nos costó 662€. Era 1 de enero y se respiraba un aire cálido y húmedo, pero más que soportable en esta época del año.

Nada más poner el pie en tierra ya se nota que las cosas van a otro ritmo. Tened paciencia para recoger maletas o mochilas, nosotros esperamos más de 1 hora. Iban saliendo a cuentagotas y parecía que caían de la cinta con otra gravedad 😀

Acompáñanos a lo largo de este post para averiguar qué hacer en tu viaje a la Habana durante 4 días.

Cómo llegar al Centro de La Habana desde el aeropuerto

Desde el aeropuerto de José Martí hasta el centro de La Habana hay 18 km que se tardan en recorrer unos 40 minutos.

Nada más salir del aeropuerto tenéis un par de CADECAS, una a cada lado de la salida. Os recomendamos cambiar un poco, no demasiado, pues el cambio es algo menos favorable que en el centro.

Hay 2 opciones para ir a vuestro alojamiento: bien en bus o bien en taxi.

Ir en Taxi desde el aeropuerto hasta el centro de la Habana

Nosotros, que salimos del aeropuerto a las 19:30 y no queríamos  tardar demasiado en llegar, optamos por taxi. Empiezan pidiendo 35 CUCs y conseguimos bajar a 25 CUCs, nos fue imposible bajar más. Quizás en temporada baja se pueda bajar el precio a 20.

Ir en bus desde el aeropuerto hasta el centro de la Habana

La opción del bus no es sencilla, pero sí factible (y barata: 1 CUP), aunque si preguntas, te van a decir en el aeropuerto que no hay más opción que taxi. Y es que no hay parada de bus en la terminal internacional, sino en la de vuelos domésticos. Además, tened en cuenta que el pago se debe hacer en CUPs. Si queréis el detalle de cómo llegar, visitad este post de cómo ir del aeropuerto de la Habana al centro del blog Un Cambio de Aires, que lo explican de maravilla 🙂

Viaje a la Habana

Qué ver en La Habana

La Habana es una ciudad muy grande, con ambiente y mucho que ver. Pero en 4 días se puede ver lo fundamental. Sus tres principales y más interesantes barrios son 3: Vedado, Centro Habana y Habana Vieja, las cuales repasamos a continuación:

Qué ver en Vedado

Plaza de la Revolución y Memorial a José Martí

Nada más llegar a la casa donde nos alojaríamos la primera noche en La Habana (en Vedado), salimos a conocer uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad: la Plaza de la Revolución y el Memorial a José Martí, escritor, filósofo, poeta y político cubano, de padres españoles. El Ministerio de Interior es donde se encuentra la célebre imagen del Che, que todos tenemos en la mente.

Tras recorrer un apenas un kilómetro de la Avenida Paseo, llegamos por fin a la célebre plaza. Allí nos la encontramos llena de gradas y banderas, pues al día siguiente, 2 de enero, es fiesta nacional. El 2 de enero los cubanos conmemoran el día de la Victoria, siendo el 1 de enero el del  Triunfo de la Revolución Cubana (en 1959).

Viaje a la Habana. Plaza de la Revolución

Viaje a la Habana. Plaza de la Revolución

Pasear por la Rampa

Pasear por la Rampa (o Avenida 23) y curiosear por el mercado de artesanos. Cualquier precio que os pidan, es negociable. Podéis rebajar bastante. Ojo, los puros Cohiba, Montecristo o Partagás que os quieran vender, tened claro que son falsos 😉 lo cual no quiere decir que sean malos puros. Si al frotarlos, sale polvillo, es que sí son malos. De lo contrario, es que son hojas enteras de lo que están hechos.

El hotel Habana Libre

Hay que entrar en el hotel Habana Libre, porque es más que un hotel. Construido en 1958 por el ya imperio Hilton, aguantaría menos de un año bajo manos privadas, ya que con el triunfo de la revolución, en enero de 1959, Fidel Castro tomó el hotel y lo convirtió en cuartel general, ocupando él mismo, una de sus suites. Fue entonces cuando se le dio el nombre que mantiene hoy en día.

Viaje a la Habana. Hotel Habana Libre

El Hotel Nacional

Muy recomendable es también tomarse un mojito o un daiquiri en los jardines del hotel Nacional para ver como atardece en el malecón. El Nacional es sin duda el hotel más emblemático de Cuba. Construido en 1930, conserva toda su esencia de aquella época dorada. Su entorno es además inmejorable, en una colina con vistas al malecón. Por sus pasillos, jardines y habitaciones han pasado innumerables personajes célebres, pero también albergó reuniones de la mafia norteamericana.

Viaje a la Habana. Hotel Nacional frente al Malecón

Pasear por el callejón de Hamel

Se trata de un proyecto artístico afrocubano de lo más singular iniciado en los 90. A lo largo de una pequeña callejuela, los dibujos coloridos en las paredes, frases en muros, pequeños relatos y esculturas se ordenan cuidadosamente, dando lugar a una exposición al aire libre muy original. Cuidado con los timos, evitad que os intenten “guiar” para enseñaros en callejón. Os intentarán sacar dinero y que les invitéis a la “bebida típica” del callejón, el Negrón (5 CUCS).

viaje a la Habana

Viaje a la Habana. Callejón de Hamel

Viaje a la Habana. Callejón de Hamel

Un helado en el Coppelia

Tomarse un helado en el Coppelia, la famosa heladería de la Rampa en una noche calurosa es otra de las experiencias que nos regala la Habana. Desgraciadamente, a los turistas nos desvían a una zona sólo de turistas 🙁 en la que los helados cuestan la friolera de 3 CUCs y la variedad y cantidad deja mucho que desear. Pero si conseguís entrar en el auténtico Coppelia, merece la pena sentarte en una de sus mesas por la noche y recordar escenas de la película Fresa y Chocolate.

Viaje a la Habana. Heladería Coppelia

Noche cubana a ritmo de jazz

Disfrutar de un concierto de jazz en la Zorra y el Cuervo. La entrada son 10 CUCs y da derecho a 2 consumiciones. El aforo es limitado, así que conviene estar antes y esperar la cola hasta que abran.

Viaje a la Habana. La Zorra y el Cuervo

La FAC

Perderse por la Fábrica de Arte Cubano (FAC). Es un proyecto en torno al arte en todas sus formas: cine, teatro, pintura, fotografía, música… Aquí podréis disfrutar de sus exposiciones, saborear un buen mojito y bailar buena música

Qué ver en Centro Habana

Museo de la Revolución

Lo que fuera el antiguo Palacio Presidencial, alberga hoy día y desde 1974 el Museo de la Revolución. En él se reúnen fotografías, cartas, documentos, armas, ropas, y demás objetos de la Revolución Cubana. A nuestro parecer, las exposiciones están bastante mal dispuestas y  obviamente, tienen un claro cariz propagandístico. La entrada son 8 CUCs

Viaje a la Habana

Viaje a la Habana

El Capitolio

Es uno de los edificios más emblemáticos de la Habana. Construido en 1929, recuerda inevitablemente al Capitolio de Washington. En sus orígenes y hasta el fin de la Revolución, albergó el Congreso. Hoy en día alberga la Academia Cubana de las Ciencias y la Biblioteca Nacional de Ciencia y Tecnología. Entrar a conocer su interior es imprescindible, pero cuando terminen su proceso de restauración… (no definida la fecha de apertura nuevamente al público).

Viaje a la Habana. El Capitolio

Viaje a la Habana. El Capitolio y calles de la Habana

Parque Central y alrededores

El Parque Central es el limite entre Centro Habana y Habana Vieja. En torno a él se concentran  numerosos coches antiguos y sus orgullosos conductores, encantados de daros una vuelta por aproximadamente 40 CUCs la hora. Y en sus inmediaciones se erigen el Hotel Inglaterra, el Hotel Telégrafo, el hotel Parque Central, el Gran Teatro de la Habana, el Museo de Bellas Artes Cubano, y el Capitolio. En definitiva, es un punto por el que pasareis sí o sí en vuestro viaje a la Habana.

Viaje a la Habana. Calles de la Habana. Parque Central

Viaje a la Habana.
Teatro de la Habana

Pasear por el famoso Malecón

El Malecón de la Habana no necesita presentación. Es un símbolo de la ciudad, la entrada de aire fresco en verano, un lugar donde ver la vida pasar, donde sentarse frente al bravo mar… 

Viaje a la Habana. Malecón de la Habana
Malecón

Viaje a la Habana. Calles junto al Malecón

Viaje a la Habana.

Qué ver en Habana Vieja

Plaza de Armas

En ella se levantan edificios como el Palacio de los Capitanes Generales, el Palacio del Segundo Cabo, el Templete, y el Hotel Santa Isabel. Este último fue es originariamente un palacio. Merece la pena entrar, tiene un patio interior precioso. En su terraza hay buenas vistas a la Plaza de Armas y se puede tomar algo tranquilamente aunque uno no esté alojado en el hotel. Si podéis ir a la Plaza de Armas en domingo, os lo recomendamos. Se organiza cada domingo un mercadillo de libros antiguos, posters de películas, objetos antiguos, cámaras, relojes… 

Viaje a la Habana

Viaje a la Habana. Plaza de Armas
Mercado de los domingos en la Plaza de Armas

Calles de la Habana Vieja

Pasear por las calles de la Habana Vieja, especialmente la calle Oficios, Obispo, San Ignacio y Mercaderes. De estas, quizás la más animada y transitada sea la calle Obispo. Además de bares y cafés, en esta se encuentra el Hotel Ambos Mundos, famoso gracias a Hemingway, ya que solía alojarse allí cuando pasaba temporadas en la Habana. Otro de los hoteles dignos de visitar es el hotel Raquel, en la calle San Ignacio esquina con la calle Amargura. De estilo Art Nouveau, tiene una preciosa cúpula de cristal y una azotea preciosa donde tomar algo. 

Viaje a la Habana. Hotel Ambos Mundos
Calle Obispo, Hotel Ambos Mundos

Viaje a la Habana

Viaje a la Habana
Azotea del hotel Raquel

El Floridita

Tomarse un daikiri en el famoso bar El Floridita es un imprescindible. Abierto desde 1817 pero con distinto nombre, su esplendor lo vivió en la década de los 40 y la de los 50 (eran los años en los que la mafia norteamericana reinaba en la Habana…). Famoso también gracias a Hemingway, por su barra y mesas pasaron grandes actores como Gary Cooper, Ava Gardner, Marlene Dietrich, dramaturgos como Tennessee Williams, diseñadores, cantantes y un sin fin de celebridades. El daikiri ronda los 6 y 9 CUCs

Viaje a la Habana

Plaza de la Catedral

Fue una de nuestras plazas favoritas en nuestro viaje a la Habana. Se puede visitar la catedral de San Cristobal (por las mañanas, hasta las 12), así como el museo de Arte Colonial. Además cerca a esta plaza está La Bodeguita del Medio y el callejón del Chorro. En él podréis encontrar muchas opciones de restaurantes, aunque nuestro favorito es el Paladar de Doña Eutimia.

Viaje a la Habana. Plaza de la Catedral

Bodeguita del Medio

No os iréis de la Habana sin tomaros un mojito en la famosa Bodeguita del Medio. La comida no merece tanto la pena, pese a que fue por lo que se hizo también famosa.

Farmacia Sarrá

Actualmente es el museo de la farmacia Habanera y fue la primera farmacia de Cuba. Tiene un interior espectacular y se ha restaurado recientemente, para delicia de los visitantes. Se encuentra en la Calle Teniente Rey 41. La entrada es gratuita (sólo os pedirán un donativo) y abre de martes a sábado de 9 a 17. Ah! y aun sigue funcionando como farmacia!

Viaje a la Habana. Farmacia Sarrá

Plaza Vieja

Rodeada de edificios de estilo colonial, como el Palacio de los Condes de Jaruco, la casa Franchi Alfaro o el edificio de Mercaderes. En la Plaza Vieja se encuentra también la Cámara Oscura de la Habana. 

Viaje a la Habana. Plaza Vieja
Plaza Vieja
Viaje a la Habana.
Detalles arquitectura en Plaza Vieja

Castillo de Salvador de la Punta y Castillo de los Tres Reyes del Morro

Ambos construidos en el siglo XVI como fortalezas para defender el acceso al puerto de la Habana. El de la Punta se puede visitar y en su interior veréis todos tipo de objetos y artefactos de los galeones hundidos en la zona. El del Morro es hoy en día el museo Marítimo de la Habana.

Viaje a la Habana

Dónde alojarse en La Habana

La oferta en La Habana es grande, pero también lo es la demanda. Nosotros nos alojamos siempre en casas de cubanos durante nuestro viaje (salvo en los Cayos, donde es imposible, sólo hay hoteles) y es una experiencia que recomendamos 100%. Entablar conversación con ellos, hablar del día a día, de la comida, de música, de Cuba, es de lo más enriquecedor. De esta forma os sentiréis realmente en el país, que es lo que intentamos cuando viajamos, ¿no? 😉

En cuanto a elegir casa, confiad en las clasificaciones de TripAdvisor. Durante nuestro viaje, aquellas casas que pudimos probar y que estaban en los primeros puestos de TripAdvisor, fueron las mejores casas sin duda.

En la Habana probamos 2 y nos encantó especialmente La Casa Mirador La Colina, en la calle San Miguel, entre Mazon y Ronda. Aimee, la anfitriona, es un auténtico encanto de persona, alegre, generosa, encantada de ayudar, dar consejos sobre la Habana… tiene una calidez humana que desborda. La casa tiene una azotea a la que resulta muy agradable subir por la noche, cuando refresca. Desde ella se ve el hotel Nacional y el Habana Libre. La estancia son 35 CUCs por día + 5 CUCs por persona por el desayuno.

Viaje a la Habana
Vistas desde Casa Mirador La Colina
Viaje a la Habana
Desayunos en Casa Mirador La Colina

Cómo moverse por la Habana

Dependiendo de dónde os alojeis, podéis llegar en taxi o en coco taxi a los puntos de interés y a partir de ahí, pasear, pasear y pasear. Andar por la Habana y perderse por sus calles es imprescindible.

La experiencia del coco taxi nos gustó especialmente, aunque se respira mucho humo 🙁

Viaje a la Habana
Coco Taxis

Dónde comer en La Habana

  • El Patchanka. Esta rico y es económico. En la calle Teniente Rey, entre Bernaza y El Cristo.
  • El Chancullero. Además de servir comida sabrosa a buen precio, el interior es muy singular. Está en la misma plaza que el anterior, en la calle Bernaza. Además presumen de algo difícil en la Habana: Hemingway no estuvo allí 😉
  • Paladar Doña Eutimia (en el callejón El Chorro, junto a la plaza de la Catedral) pero hay que reservar con unos días de antelación ya que hay mucha demanda. Las croquetas nos gustaron especialmente.
  • La Catedral. Buena relación calidad-precio. Está en la Calle 8 entre la Calzada y la 5ª, en Vedado. 
  • La Roca. Restaurante barato de comida tradicional cubana. Está en la Calle F, entre la 3ª y 5ª, Vedado.

Hasta aquí nuestro resumen con lo mejor de un viaje a la Habana.

Siguiente parada >>> Viaje a Viñales.

 

Keep on the road!

Deja un comentario