TAILANDIA: Recomendaciones antes de viajar

Tailandia es uno de los países más turísticos de Asia, sobre todo por sus playas. La más conocida de todas ellas es Maya Bay, gracias a la película “The beach” protagonizada por Leonardo DiCaprio.

Más recientemente es muy conocida también por la película española “Lo Imposible” que desgraciadamente no es ficticia y trata del gran tsunami que sufrió este país. He de decir que nosotras no vimos ni rastro de la desgracia. Fue conocida mundialmente y a todos nos impactó en gran medida. Es inevitable acordarse cuando paseas por sus calles y especialmente por sus playas, pero es increíble el esfuerzo que han hecho por reconstruirlo, como os decía es ya imperceptible.

Y después de esta breve presentación y mientras terminamos de redactar el detalle de nuestro viaje, os dejamos aquí algunos consejos antes de embarcaros en esta apasionante aventura.

¿Cómo llegar a Tailandia y viajar luego internamente?

Nosotras volamos ida y vuelta a Bangkok y una vez allí, cogimos vuelos internos. Las escalas suelen hacerse en Dubai si voláis con Emirates o Qatar y en Helsinki si voláis con Finnair.

También es posible moverse en trenes y autobuses, pero dado el poco tiempo del que disponíamos y la poca confianza que nos inspiraban tanto las carreteras como la comodidad de los asientos, decidimos viajar como reinas. 😉

Los precios de los vuelos eran similares a los que podemos tener aquí en España: alrededor de 50 € por trayecto. Los reservamos desde aquí, pero tampoco hubiera pasado nada por hacerlo todo una vez allí. Los precios a penas variaban y así hubiéramos tenido más flexibilidad para estar más o menos tiempo en cada zona, según lo hubiéramos ido conociendo y nos hubiera ido apeteciendo.

Las webs más económicas eran: nokair y Air Asia.

¿Dónde alojarse?

En Tailandia merece la pena buscar alojamiento nada más llegar a cada destino.

Nosotras llevábamos reservado desde España el hotel de Bangkok, porque nos parecía más tedioso tener que dar vueltas por esta ciudad tan grande buscando alojamiento. Y también el de Chiang Mai, que fue la primera ciudad a la que llegamos después de todo el viaje desde España, para poder dejar las mochilas, darnos una ducha rápida y comenzar a visitar.

El alojamiento es extremadamente barato. Podíamos gastarnos unos 15€ en una habitación pequeñita en un hostal para las tres viajeras que íbamos, o 15€ cada una en un resort con piscina, camas enormes e incluso porche. No llevábamos un presupuesto muy amplio, así que fuimos alternando.

Salud

  • En el momento en el que fuimos, consultamos en la página web del Ministerio de Sanidad y no se exigía ninguna vacuna obligatoria.
    Hoy en día estas son las indicaciones:
    Y también podéis consultarlo con más detalle dependiendo de vuestro viaje, seleccionando las distintas opciones aquí.
  • Tailandia es un país tropical, por lo que se recomienda ir bien preparados contra las picaduras de mosquitos. Nosotras nos rociábamos bien de spray antimosquitos (Goibi y Relec) y además llevábamos una pulsera con pastillas recambiables (Parakito) y la verdad es que sin problema y eso que estuvimos hasta en la selva.

Gastronomía

Al igual que el alojamiento, la comida también es muy barata. Podéis encontrar de todo en casi cualquier parte, a excepción quizá de pueblos más pequeños donde solo tengan platos típicos del país. El más famoso de todos es el Pad Thai, compuesto por finos tallarines, verduras y pollo habitualmente, aunque lo tenéis de muchos tipos.

Si acabáis muy hartos de comida de allí, como fue el caso de alguna de mis viajeras, siempre podréis encontrar comida más occidental para un día de descanso.

Los mercadillos suelen tener también puestos de comida, tanto para cocinar en casa como ya cocinados. Los “bichos” no son tan habituales como yo creía antes de ir, pero los encontraréis de vez en cuando, sin duda. Yo finalmente no me atreví a probarlos, pero podéis animaros, es una aventura más!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Meteorología

La época de los monzones va de junio a octubre. De hecho, nosotras fuimos en agosto y en teoría era el peor periodo, pero tuvimos muchísima suerte, no nos llovió ni un día. Sin embargo, sí supimos que unos días antes caían chaparrones de vez en cuando, que podían durar como mucho 2 horas y luego volvía a salir el sol.

Lo que sí hacía era mucho bochorno y humedad, especialmente en Bagkok. Lo que unido a que no puedes visitar los templos con demasiada poca ropa, puede llegar a hacerse muy agobiante.

Compras

Para mi Tailandia no fue el paraíso de las compras. Yo iba con altas expectativas en este sentido y la verdad es que mi gozo en un pozo. Hay muchos mercadillos por las calles, pero, o son de calidad pésima (con lo que el bajo precio es normal) o si merecen la pena, tampoco tienen un precio tan distinto al de España. Es posible regatear pero en seguida te dicen que no, y no os creáis que van a ir detrás de vosotros a convenceros como puede pasar en Turquía.

De todos modos, sí que pueden merecer la pena:

  • El centro comercial MBK, en Bangkok, aunque solo sea para verlo. Tiene muchísimas plantas y multitud de imitaciones: relojes, bolsos, polos… Aunque yo me fiaría únicamente de las imitaciones que se vean que son piel de verdad. Los relojes y los polos eran de pésima calidad.
  • Mercado flotante en Bangkok. Está un tanto alejado del centro y no lo hay todos los días. A nosotras no nos coincidió, por lo que nos dio mucha pena, pero os animo a acercaros porque he oído muy buenas recomendaciones y desde luego es algo muy distinto para ver.

mercado flotante

  • En Chiang Mai tenéis el bazar nocturno. Se compone de puestos por las calles y también tenéis una especie de centro comercial interior con encanto, donde venden sobre todo artesanía, lámparas, objetos de decoración, etc. No compramos nada, pero merece la pena darse una vuelta.

Recomendaciones generales del viaje

  • Tailandia es famosa también por la gran tradición que tiene de masajes. Encontrareis oferta en la playa, por la calle y multitud de establecimientos especializados. En general, el masaje thai no es muy fuerte, ya que se basa principalmente en estiramientos, aunque también emplean codos, puños y pies para presionar sobre ciertos puntos. Los dan en el suelo, sobre una esterilla y no usan aceites, te lo hacen directamente sobre la ropa. Son super baratos, yo os recomiendo daros uno en cada destino. ¿Por qué no?
  • Los tailandeses son encantadores. Gente muy amable y servicial. La película de Lo Imposible yo creo que lo retrata muy bien. Se nota especialmente en la zona norte donde no están tan acostumbrados a los turistas. Sin embargo, y aunque es duro decir esto, en Bangkok sobre todo no os podéis fiar de ellos. Andar todo el día pensando si te están intentando timar o no, es agotador, pero no hay más remedio. Tened siempre muy claro cuánto queréis pagar por cada cosa y qué itinerario queréis seguir.  Cuando preguntéis, no deis siempre la respuesta por verídica, podrían estar intentando llevaros a su terreno. Un ejemplo: en Bangkok os repetirán una y mil veces que el templo al que os dirigís está cerrado, por lo que mejor vayáis a otra parte de la ciudad. En realidad lo que están intentando es llevaros con un tuk tuk (suyo o de su primo) a la tienda de un amigo para que compréis joyas, ropa o cualquier artículo que puedan venderos.

tuk tuk

  • En la mayoría de los templos no os dejarán entrar en pantalón corto ni en tirantes. Tened esto en cuenta especialmente en Bangkok. El Palacio Real fue la entrada más restrictiva, donde no te dejan ponerte un pañuelo por encima, debes ir en manga corta o llevar una chaqueta.
  • Como sabréis Tailandia es famosa también por contar con mucha oferta de striptease y espectáculos varios, por lo que por la calle (a nosotras principalmente en Bangkok) os asaltarán con propaganda e información sobre estas “atracciones”,. También por el porno e incluso con menores, especialmente en Phuket, por lo que tratamos de huir al máximo de estos ambientes.

Y después de estas recomendaciones, espero que disfrutéis el viaje!

0 pensamientos sobre “TAILANDIA: Recomendaciones antes de viajar”

  1. Gracias por tu aportación! Mucha mejor opción para ahorrar! Lo malo que teníamos nosotras es que estuvimos muy poquitos días… Necesitábamos ahorrar horas por donde fuera.

Deja un comentario