Archivo de la etiqueta: Visitar Bulgario

DÍA 5. Sofía

La entrada en Sofía resulta muy majestuosa. Grandes avenidas, parques enormes y puentes con figuras de águilas imperiales escoltándolos. A las afueras de la ciudad se siguen viendo bloques y bloques iguales de la época soviética que se encuentran aún sin restaurar.

A medida que vas adentrándote en el corazón de la ciudad la estampa va cambiando. Encontrarás edificios señoriales, torres de oficinas o avenidas peatonales repletas de las mejores marcas.

Antes de nada os dejamos un mapa que te puedes descargar para que tengas guardados los principales monumentos y lugares de la ciudad.

Llegamos  a la capital de Bulgaria sobre las 19:00, descansamos un rato y nos fuimos a pasear antes de cenar. Nos dirigimos hacia el parque de Borisdova Gradina, donde encontrarás algunos monumentos comunistas como el montículo de la hermandad y también verás una de sus aficiones en los parques, jugar al ping pong.

Cenamos en el Made in Blue, un divertido restaurante donde nos trataron fenomenal. Probamos tres tipos de hummus, patatas cocidas con huevas y aguacate, una ensalada de pepino, tomate, queso y nueces junto con unos mejillones (un tanto pequeños comparados con los de España pero sabrosos). Los camareros fueron de lo más agradable y hablaban español (64 BGN/ 4 personas). Una buena recomendación.

Coincidimos con la semifinal de champions Madrid-At. Madrid por lo que tuvimos que buscar un pub donde pudiésemos ver el partido. Cenamos y corriendo fuimos al Irish pub donde ponían el futbol,  disfrutamos de la victoria del Madrid. Por último, vuelta al hotel a dormir y a descasar para el último día de turismo en Bulgaria.

Qué ver  y hacer en Sofía

Al día siguiente tocaba madrugar para que nos diese tiempo a ver todo el centro de la ciudad. Aunque la ciudad tiene metro, todos los monumentos de la parte antigua están muy cerca y te puedes desplazar andando.

Iniciamos el recorrido rumbo a la iglesia de Aleksandr Neviski. Antes de llegar pasamos por el monumento al zar Alexander II Osvoboditel , desde donde se divisa ya la iglesia de fondo. Este monumento es una figura ecuestre, erigida en honor del emperador (Zar) ruso Alejandro II; quien liberó a Bulgaria de la dominación otomana durante la guerra ruso-turca de 1877 y 1878.

http://viajespordescubrir.com/

En esa misma plaza se encuentra la asamblea nacional, justo detrás del monumento ecuestre.

Si subes hacia la calle Vasil Levski te encontrarás en la plaza el monumento a este mismo personaje, Vasil Levski. El héroe nacional búlgaro más amado, conocido como el Apóstol de la Libertad. Levski estudió para ser sacerdote pero dedicó su vida a la revolución nacional búlgara y a la liberación de Bulgaria del dominio otomano).

Y por fin nos dirigimos a la imponente iglesia de Aleksandr Neviski. Elegante, majestuosa y de una gran belleza, es uno de los iconos de Sofia. Sus cúpulas doradas y verdosas hacen de este edificio el más emblemáticos de Sofía. Esta catedral ortodoxa es una obra en honor a los rusos caídos por la liberación de Bulgaria del Imperio turco en 1877-1878.

http://viajespordescubrir.com/

En el interior, el color verdoso del bronce de sus paredes, las impresionantes columnas y suelos de mármol se unen a los frescos e iconos que adornan sus paredes. Son 10 BGN hacer fotos en su interior pero la entrada es gratuita. Algunas de sus paredes están oscurecidas y han perdido sus colores debido a las velas que los fieles dejan allí para orar. Un lugar preciosos, visita obligada.

Continuamos nuestro recorrido hacia la iglesia de Sveta Sofia (la más antigua y que da nombre a esta ciudad, de ladrillo rojo) donde hallarás fuera la tumba del soldado desconocido y atravesamos un jardín con puestecillos de antigüedades como gorras soviéticas o búlgaras, cámaras de fotos u otros con pinturas de artistas locales.

Avanzamos hacia esta otra iglesia, Sveti Nikolai (templo ortodoxo ruso situado en el bulevard Tsar Osvoboditel). Esta pequeña iglesia también nos encantó.

http://viajespordescubrir.com/

http://viajespordescubrir.com/

Seguimos y nos paramos delante del palacio de presidencia donde cada hora se hace el cambio de guardia (es mejor llegar 10 minutos antes de la hora porque sino te lo perderás). En el interior si te asomas está la iglesia de Sveti Georgi.

Justo al lado se encuentra el museo arqueológico. Allí podrás encontrar tesoros de las excavaciones del país (adornos de oro, máscaras de guerreros, cerámicas y otras joyas). Tampoco muy reseñable, entrada 10 BGN.

Y de telón de fondo allí mismo se encuentra la casa del partido (Former Bulgarian Communist Party Headquarters), un impresionante edifico de la época soviética que ahora son oficinas gubernamentales).

http://viajespordescubrir.com/

Luego visitamos la catedral de Sveta Ndelya y la pequeña iglesia de Sveta Petka Samardzhiiska (de techos bajos y exterior simple). Esta última fue construida durante el inicio del dominio otomano. Ahí justo también puedes ver restos de calzadas romanas y  alguna otra ruina.

No hay que olvidarse del monumento a Sofía (the Deity All-Holy Sofia). Esta figura corona la ciudad y se ha convertido en el símbolo de la misma. Se trata de una deidad con el laurel de la justicia en una mano y el búho de la sabiduría en la otra.

http://viajespordescubrir.com/

Ya por último nos queda visitar la mezquita Banya Bashi. La entrada es gratuita, permiten la entrada salvo si  coincide con la hora del rezo. Es un edificio llamativo con un minarete de ladrillo rojo. El templo fue construido a finales del siglo XVI durante el período de dominación otomana; lo que la hace una de las mezquitas más antiguas de Europa.

http://viajespordescubrir.com/

Justo enfrente de la mezquita se encuentra el mercado central, donde podrás hacer algunas compras de los productos nacionales.

Y pasamos por los antiguos baños minerales, detrás de la mezquita. Un edificio espectacular que ahora se dedica  a exposiciones de arte.

http://viajespordescubrir.com/

Nosotros sólo lo vimos por fuera pero su interior comprende unas piscinas cubiertas y varias salas para tratamientos corporales. Estuvieron abiertos hasta 1986, cuando fueron cerrados por su mal estado.

http://viajespordescubrir.com/

Y cerramos nuestra visita con la sinagoga de Sofía. Aunque parezca que está cerrada, mirad el horario y llamar para entrar. Se trata de la sinagoga sefardí más grande de Europa. Entrada: 4BGN. Su interior es precioso y tiene una lámpara  de latón enorme que pasa más de 2250 Kg.

Ya sólo teníamos tiempo para una parada más. Comimos en una pizzerías de las calles peatonales de alrededor y regresar al hotel para recoger las maletas. Una vez todo listo, condujimos rumbo al aeropuerto donde dejábamos el coche alquilado.

Vuelta a casa después de una semana de viaje descubriendo un país increíble lleno de tesoros y rincones.

¿Dónde nos alojamos en Sofía?

Desde nuestro hotel, Niky, estábamos a 15 minutos andando a la iglesia de Aleksandr Neviski. Hotel muy sencillo pero limpio.