Archivo de la etiqueta: Valle de las rosas en Bulgaria

Viajar a Bulgaria: 5 días

Descubre un recorrido de 5 días por Bulgaria, donde te contamos qué ver y hacer en este increíble país. Bulgaria no es el típico destino que te suele venir a la mente cuando va a planificar su próximo viaje.  Si no lo conoces, échale un vistazo a los paisajes que tiene porque te sorprenderán; desde su cultura totalmente diferente hasta sus paisajes de un verde frondoso que esconden monasterios impresionantes.

Sigue leyendo Viajar a Bulgaria: 5 días

DÍA 2 (2º Parte). Monasterio de Bachkov

Monasterio de Bachkov

Nuestra siguiente parada era el Monasterio de Bachkov, el segundo más importante del país. Se encuentra a 35min de Plovdiv (27 km aproximadamente). Aunque también se encuentra rodeado de frondoso bosque parece menos recóndido debido a su proximidad con la carretera.

http://viajespordescubrir.com/

Dejamos el coche en el parking (4BGN) y subimos una pequeña rampa donde hay puestos de souvenirs artesanales y puestos de parrilladas de carne que desprende un olor buenísimo.

Qué ver y hacer en el Monasterio de Bachkov

Entramos en el monasterio y aparte del espíritu sobrecoger que envuelve a todos estos lugares, no hay nada más que se le parezca al Monasterio de Rila.

Encontrarás frescos adornando las fachadas de todos los edificios del complejo y feligreses esperando a rendir culto a la imagen de Asunción de María; que se encuentra en la iglesia central. Puedes ver el interior de la iglesia sin tener que esperar la cola si accedes por el lateral.

http://viajespordescubrir.com/

La entrada es gratuita al recinto. Sólo hay que pagar por entrar en el museo (una puerta hacia el patio trasero lleva a otra iglesia ortodoxa y el museo) o para ver el refectorio de los monjes (6BGN); cavidad con unos frescos preciosos.

http://viajespordescubrir.com/

En este monasterio también tienes la opción de alojarte allí y se encuentra habitado por monjes.

Para comer nos quedamos en uno de los locales que están justo en la salida. Probamos sus salchichas picantes, hamburguesas y pinchos con patatas. Perfecto para picar algo rápido, descansar y coger fuerzas para el camino hacia Nessebar.

Después de comer nos vamos al coche y nos ponemos rumbo a Nesebar, otro de los tesoros de Bulgaria. Continua leyendo.

DÍA 2. Ciudad de Plovdiv

LLegada a Plovdiv

Después de comer en el Monasterio de Rila, nos montamos en el coche y fuimos rumbo a Plovdiv (la segunda ciudad de Bulgaria). Se encuentra a 3h 15min, 226 km.

Plovdiv es conocida, al igual que Roma, como la ciudad de las siete colinas. Aunque adía de hoy sólo conserva seis de ellas (una fue dinamitada para favorecer la expansión de la ciudad).

Comprobarás que el legado de diferentes pueblos y civilizaciones  han ido dejando su huella en la ciudad. Romanos, bizantinos, otomanos y los búlgaros del renacimiento han dejando su presencia en sus calles.

En el centro encontrarás una variedad de restaurantes, bares, terrazas y un sin fin de galerías de arte que dan un ambiente especial a la ciudad.

En cuanto llegamos al hotel, dejamos las cosas y nos vamos a dar un paseo por el casco antiguo. Ya era por la tarde, pasamos por la mezquita  Dzhumaya (con su bonito minarete) y el estadio romano, que se encuentra justo antes de entrar en la calle peatonal Knyaz Aleksandar.

http://viajespordescubrir.com/

Bajamos esta calle hasta llegar al teatro Nikolai Mosaltinov, muy bonito al verlo iluminado con su juego de luces y fuentes. El objetivo era dar un paseo por el casco antiguo y cenar algo.

http://viajespordescubrir.com/

Para cenar nos fuimos a Rahat Tepe, un restaurante búlgaro en la zona del barrio con casas renacentistas. Probamos algunos platos búlgaros como las sartenes de carne con verduras, brochetas de pollo o cerdo y barriles de cervezas. Las raciones eran enormes y precios muy baratos. Bastante recomendable para una cena informal.

Paseo de vuelta al hotel y nos fuimos a dormir del largo día, mañana nos quedaba disfrutar de esta ciudad a la luz del día.

Día 2. Qué ver y hacer en Plodvid 

Amanecimos, desayunamos e iniciamos el recorrido por el casco antiguo de la ciudad. Comenzamos con una panorámica de la ciudad y sus colinas desde el monte de las ruinas de Eumolpidas.

Esta vista te recuerdan que esta es una de las ciudad más antiguas del mundo. Desde aquí podrás ver una zona de bloques soviéticos de la ciudad ( hileras de edificios monstruosos bastante deteriorados que recuerda su pasado reciente ligado al régimen comunista).

Disfrutamos de las vistas y bajamos paseando entre las casas del renacimiento búlgaro, que tienen una construcción  y unos colores peculiares.  Cada planta sobresale de la anterior soportada por una estructura de madera.

http://viajespordescubrir.com/

http://viajespordescubrir.com

Fueron levantadas por comerciantes que se enriquecieron gracias a las rutas del comercio de la época. Esta ciudad era punto de paso en las rutas entre oriente y occidente.

Ahora muchas de estas casas se han convertido en museos o galerías, aunque algunas de ellas siguen siendo habitadas por descendientes de esos ricos comerciantes.

Aprovechamos para entrar en varias iglesias ortodoxas que estaban celebrando misa. Merece la pena acercarse a Sveti Konstantin i Elena (la más antigua de la ciudad, con frescos preciosos en su pórtico).

http://viajespordescubrir.com

Y la iglesia de Sveta Bogorodita, que se encuentra subiendo una pequeña escalinata.  También hay que destacar el trozo de muralla medieval Hissar y las casas museo (como el museo etnográfico).

Después bajamos hacia la mezquita, el estadio romano y nos dirigimos hacia la parte más antigua de la ciudad, el anfiteatro romano.

http://viajespordescubrir.com/
Estadio romano

El anfiteatro está un poco escondido, hay que entrar en el pasaje a la academia de música, danza y bellas artes para encontrarlo. Una maravilla de anfiteatro romano parcialmente reconstruido, donde actualmente representan óperas y espectáculos. Una visita indispensable, data del II d.C. Precio entrada: 3BGN.

El siguiente punto de la visita era el Odión romano (un pequeño anfiteatro, menos impresionante).

Y luego paseamos por el jardín del Zar Simeón y terminamos el recorrido por la ciudad.

http://viajespordescubrir.com/

http://viajespordescubrir.com/

Y no hay que olvidar que Plovdiv también es una ciudad con mucho arte. Galerías, murales de grafitis en edificios o tiendas con cerámica artesanal.

http://viajespordescubrir.com/

Lo cierto es que Plovdiv nos sorprendió gratamente; su buen ambiente, sus mezcla de estilos, la infinidad de galerías de arte y el ambiente de sus calles.

Sobre las 12:00 volvemos al hotel y seguimos el viaje hacia el monasterio Bachkov.

viajespordescubrir.com
http://www.visitplovdiv.com/

Os dejo un mapa de la ciudad de Plovdiv para que os lo descarguéis también–> plovdiv-map.pdf

Continuamos el recorrido hacia el Monasterio de Bachkov. Sigue leyendo.

¿Dónde alojarte?

Nosotros nos quedamos en el hotel Dafi. Hotel muy sencillo, limpio y en el centro, pero sin muchas pretensiones.

Día 1. Monasterio de Rila

Qué ver y hacer en el Monastario de Rila

El Monasterio de Rila se encuentra a 1h 45min (100km) de Sofia. Perdido en medio de un frondoso bosque y una carretera sinuosa que lo esconde en todo lo alto. Se trata del monasterio ortodoxo más importante e impresionante del país.

 

Rodeado por el parque natural de Rila, resulta un lugar ideal para la meditación y el descanso. La historia de este lugar es la de un ermitaño que se retiró a las montañas para vivir en una cueva.

Su nombre era Ivan Rilski (posteriormente conocido como Juan de Rila). Más tarde, otros quisieron seguir su ejemplo y por ello se fundó este espectacular monasterio.

http://viajespordescubrir.com/

Debido a su ubicación tan aislada ha resultado ser uno de los puntos claves para preservar la cultura búlgara. En el centro del recinto se encuentra la iglesia de la Natividad, donde encontrarás una fila de fieles con velas esperando a orar delante de la virgen María.

Si ya el complejo resulta impresionante por el entorno, los frescos que decoran los muros exteriores e interiores de esta iglesia te parecerán únicos.

En el recinto verás popes ortodoxos caminar de un lado al otro. Y si deseas experimentar unos días de retiro, está la opción de alojarte en el propio monasterio.

http://viajespordescubrir.com/

La entrada al monasterio es gratuita. Sólo cobran por el museo y una pequeña cueva con frescos en su interior; aunque muy similares a los que encontrarás en el resto del complejo.

Si deseas llevarte un recuerdo, hay una tienda en medio del monasterio donde encontrarás rosarios, colgantes, estampitas o pequeñas láminas de madera.

Cueva de San Juan de Rila

Muchos turistas se limitan a la visita al monasterio (que ya de por si merece la pena), pero se puede completar con una excursión hasta la cueva de San Juan de Rila. La carretera que sale justo por encima del restaurante que se encuentra según sales del recinto (Rila Monastery Restaurant) te lleva al inicio del sendero. El camino está bastante poco señalizado, puedes subir en coche hasta una pequeña explanada o ir caminando 15min hasta encontrar una pequeña iglesia.

http://viajespordescubrir.com/

Irás siguiendo un pequeño sendero poco señalizado. Atravesando algún riachuelo, zonas muy frondosas y escaleras de troncos que te llevan a la cueva del ermitaño.

http://viajespordescubrir.com/

http://viajespordescubrir.com/Allí encontrarás una iglesia ortodoxa muy oscura , la cueva donde vivía el ermitaño y una fuente de agua pura para descansar de la caminata.

http://viajespordescubrir.com/

La cueva se debe atravesar, hay que subir por una pequeña chimenea de rocas que te suben hasta el exterior. Dicen que todo aquel que esté libre de pecado podrá atravesar la cueva; aunque si estás un poco gordo o eres muy grande, ¡lo tienes complicado!. La caminata duró 2h 30 min, pero sin duda mereció la pena.

¿Dónde comer en el Monasterio  de Rila?

Con las fuerzas mermadas bajamos para comer en Rila Monastery Restaurant. Allí probamos una ensalada de tomate, pepino y queso, una lengua, costillas y trucha.  Comimos bien y muy agradables, tienen una terraza para disfrutar del paisaje.

http://viajespordescubrir.com/

Existen otras opciones para comer aunque están más lejos del monasterio. Os dejo aquí las otras opciones del alrededor en este enlace.

Seguimos nuestro viaje hacia Plovdiv. Continua leyendo.

DÍA 4 (2º Parte). Paso de Shipka + Kazanlak (el valle de las rosas)

Qué ver en el paso de Shipka y el valle de las rosas

Desde Veliko Tarnovo fuimos directos al paso de Shipka. Unos 900 escalones te conducen hasta la cima del monte Stoletov.

http://viajespordescubrir.com/

Allí se encuentra un impresionante monumento homenaje a los 7000 rusos y voluntarios búlgaros que murieron mientras frenaban a las tropas turcas en la guerra ruso-turca. Se conoce como monumento a la Libertad.

http://viajespordescubrir.com/

http://viajespordescubrir.com/

Aunque tal vez los numerosos escalones no animen a muchos, las vistas de los Balcanes desde su mirador son espectaculares. Un lugar impresionante, bien merece el esfuerzo. Hay que dar un paseo por lo alto y respirar aire fresco.

http://viajespordescubrir.com/

http://viajespordescubrir.com/

En busca de la rosa de Bulgaría…

La siguiente parada tenía que ver con la famosa rosa de Bulgaría, sus aromas y aceites. ¡El souvenir por excelencia de cualquier turista!

Kazanlak es el punto de partida de los viajes por el valle de las rosas, una localidad con fragancia propia. Este valle gira en torno a la rosa, donde se fabrica más del 60% del aceite de rosas del mundo. La combinación de temperatura, composición de la tierra y altitud hacen que la zona sea perfecta para el cultivo de este producto tan simbólico de Bulgaria.

El propio Kazanlak tampoco tiene mucho que ver, nosotros paramos para ver el museo de las rosas (4 BGN) que puede resultar curioso. Un pequeño recorrido donde ves el proceso de recolección de rosas y elaboración de jabones, perfumes y aceites.

Cuando todos los campos florecen se contempla una estampa preciosa y única. Un espectáculo digno de ver, aunque nosotros no llegamos a ver gran cosa. A finales de mayo o junio tiene una fiesta para celebrarlo que coincide con la recolección de la rosa, donde se visten con ropas tradicionales y bailes populares.

Después de ver el museo fuimos a comer en un restaurante por allí cerca. Una terracita donde tomamos unas pizzas, ensalada cesar y risotto. Comida internacional pero en un local agradable (36 BGN/4 personas), aunque no recuerdo el nombre.

Aunque sin muchas esperanzas por ver el campo florecido, cogemos el coche y pasamos por el valle de las rosas (Rozovata Dolina). Os dejo este enlace donde podéis ver la fiesta que celebran en su recogida. Nosotros no tuvimos la suerte de ver el campo florecido, simplemente contemplamos hectáreas y  hectáreas de rosales sin flor. Como comentaba antes, la mejor época es Mayo-Junio.

Continuamos hacia nuestro siguiente y final destino, la capital de Bulgaría, Sofía. Sigue leyendo.