Archivo de la etiqueta: Qué ver y hacer en Baiona

Baiona

Una ciudad con historia, una muralla perfectamente conservada, un parador impresionante y un caso antiguo de los más bonito. Conocida también por ser el primer lugar donde llegó la carabela la Pinta anunciando la noticia del descubrimiento de las Américas.

¿Qué ver y hacer en Baiona?

Haciendo un recorrido a pie puedes visitarla sin problema, aquí te dejamos los principales puntos de interés, qué ver y hacer en  Baiona:

Ruta Galicia- Ciudad de Baiona

– El parador, recorre las murallas de la fortaleza de Monterreal(s.XI-XVII) del interior (si no estás alojado cuesta 1 Euro entrar) y descubre la belleza de las islas Cíes que encontrarás junto enfrente.

– Justo a la entrada verás el monumento de Encuentro entre dos mundos (s.XX).

-Callejea y piérdete por sus calles empedradas del casco antiguo. Te encontrarás a tu paso el convento de las Madres Dominicas de la Anunciación, varias capillas e iglesias, casas desde el siglo XVIV al XVIII y una gran cantidad de bares en la calle Ventura. Os dejo un mapa de Baiona para que tengáis más detalle.

Ruta Galicia Baiona

– En el paseo marítimo tienes la réplica de la carabela La Pinta, que se puede visitar.

Ruta Galicia Ciudad de Baiona

– Desde el parador verás de lejos la virgen de la Roca (s. XX) de 15 m de altura; nosotros no llegamos a ir hasta allí para verla de cerca y no creo que tenga mucho más interés.

– Si coges el coche puedes ir hasta el cabo Silleiro donde se encuentra el antiguo faro de Sillero, ya en desuso. Está a 5 km de Baiona.

-Y ya por último, relájate y disfruta en algunas de sus playas (playa Santa Marta, Ladeira, Berbeira, etc.).

Os dejo aquí una foto del mapa del centro

plano ciudad Baiona

¿Dónde comer en Baiona?

Dentro del casco existe una gran cantidad de restaurantes o bares de tapas para picar algo en la calle Ventura Misa.

Nosotros cenamos en el Refugio D’Antxon, una taberna perfecta para cenar de picoteo. Nosotros probamos su tortilla de patata, los pimiento de padrón, un pulpo (no podían faltar) y unos calamares. Eso si, hay que tener en cuenta que no se puede pagar con tarjeta.

Sigue leyendo nuestra entrada de viaje por la Rías Bajas 🙂