Archivo de la etiqueta: que hacer en cassis

Cassis

A unos 30 Km de Marsella está Cassis, a la que podéis llegar por la carretera de Col de la Gineste si queréis también disfrutar del paisaje natural y de las vistas al mediterráneo. Es uno de los pueblos costeros más populares y visitados. Comprenderéis el porqué cuando lleguéis allí:

Disfrutareis del camino y los parajes que rodean este pueblo.

Veréis como el mar mediterráneo brinda a Cassis sus más turquesas aguas.

Paseareis por su pequeño pero emblemático puerto, tradicional y familiar, rodeado de casas de colores suaves.

Aprovechareis para visitar las calanques (o calas).

¿Qué hacer en Cassis?

1. Visitar las calanques en bote

Podréis hacer un tour en barco que os alejará de Cassis por unas horas, y os llevará a visitar algunas de las calas más bellas de la zona. Los tour los podéis comprar junto al puerto, y tenéis para todos los gustos y sabores. Desde los más cortos que duran 45 minutos, y otros más completos de hora y media. En la página de la oficina de turismo, podéis hacheros una idea de precios y recorridos: http://www.ot-cassis.com/en/the-calanques-by-boat.html

Puerto Cassis1Puerto Cassis2Calanque2Calanque1

2.  Descubrir los perfumes y jabones naturales

Francia siempre ha sido el país de las fragancias y Marsella y alrededores especialmente conocidos por sus jabones. En L’eau de Cassis, tienda que encontrareis en Place Baragnon nº 2, os podéis perder entre aromas, como también os sorprendereis con la singularidad y belleza del local.

En general Cassis es un buen lugar en el que llevarse un buen recuerdo material del viaje. Bien un perfume, delicatessen de las múltiples pâtisseries, vino o bisutería de los puestos que preparan en el puerto.

Jabones en Cassis

3. Saborear el mar

Un día de intenso turismo abre apetito a cualquiera. Y aunque el pueblo está repleto de buenos lugares donde tomar y reposar una buena comida, en Cassis no os podéis perder el pescado y otros productos del mar que os servirán en los restaurantes cercanos al puerto. Son bastante populares los mejillones con salsa de roquefort.

Nuestra elección, muy acertada tanto por lo agradable del restaurante como por el trato, y por supuesto, la comida, fue el Angelina, en Avenue Victor Hugo nº7. Y para terminar, aderezad el almuerzo con un helado de cassis, por ejemplo, junto al puerto y las abarrotadas terrazas que lo acompañan.

Angelina restaurant Cassis

4. Conquistar el Cabo Canaille y el Castillo de Cassis

El pueblo no es solo calas, playa, barcos y puerto. Cassis es una combinación perfecta de mar y montaña.

Una de las experiencias que no debéis dejar pasar es subir al cabo Canaille a través de una vertiginosa carretera que une el pueblo de Cassis con La Ciotat, la route des crêtes. El cabo Canaille es un gran macizo rocoso que se funde bruscamente con el mar. Las vistas desde la cima son extraordinarias, pero no aptas para los que sufren de vértigo.

Para también disfrutar de las alturas, aunque desde un punto más cercano al suelo, lo podéis hacer desde Le Château de Cassis, castillo cuyos orígenes datan del siglo V, y ahora convertido en hotel.

Provenza_Cassis montaña

Provenza_Château Cassis

5. Un chapuzón en la Playa de la Grande Mer

Tanto si el sol y el buen clima deciden acompañaros como si no, una parada en vuestra visita a esta villa debe ser la playa de Cassis Grande Mer. Sus aguas turquesas y lo impresionante del entorno no os van a defraudar.

Como en verano, temporada alta, será difícil encontrar donde poner la toalla, pues la playa es pequeña y los que afluyen a ella muy numerosos, lo mejor es que os escapéis a alguna de las calas cercanas a Cassis si lo que queréis es más tranquilidad.

Grande Mer Cassis2Grande Mer Cassis1

Volver