Archivo de la etiqueta: playas de Bulgaria

DÍA 0. Llegada a Sofia

¿Cómo llegar a Sofía y moverte por Bulgaria?

Volamos con Ryanair, en un vuelo que salía a las 21:30 y llegaba a la capital de Bulgaria a la 1:30 (+1h respecto a España). Duración: 3h 40 min aproximadamente.

En el mismo aeropuerto alquilábamos un coche de la compañía Veger. Un chico con un cartel nos estaba esperando con el coche cuando aterrizamos (esta compañía no tiene un puesto oficial, sino que te esperan dentro del coche según sales de la terminal).

Precio alquiler coche 5 días: 150 Euros (con seguro total).

Nosotros nos marchábamos a primera hora de Sofía rumbo al Monasterio de Rila por lo que cogimos un hotel que estuviese cerca del aeropuerto. Así evitábamos entrar en la ciudad y nos poníamos antes en camino. Nos alojamos en el hotel Dream, a tan sólo 10 minutos del aeropuerto.

Desayuno, checkout y en marcha. El hotel estaba bien, limpio y funcional, perfecto para quedarse esta noche de paso.

Iniciamos nuestro viaje rumbo al Monasterio de Rila. Sigue leyendo.

 

DÍA 3 (2º Parte). Varna

Un destino de playa. Varna

Nuestro próximo destino era Varna, a 42 min (102 km de Nessebar).  Después de recorrer a primera hora Nesebar, cogimos el coche y nos fuimos hacia este nuevo destino. Llegaríamos sobre las 12:00 aproximadamente.

Y lo cierto es que se respira otro aire en esta enorme ciudad, la tercera más grande de Bulgaria. Aunque es el destino elegido por muchos búlgaros por sus playas, a nosotros no nos llegó a impresionar.

¿Qué ver y hacer en Varna?

Estos son los principales puntos que hay que  visitar en la ciudad:

  • Los baños romanos, a los que hacen referencia todas las guías pero de los que sólo quedan unas ruinas. Toda ciudad romana reseñable tenía sus baños, como un ejemplo de ingeniería y civilización. Y los baños no eran un lugar no solo para bañarse sino también para relacionarse y cerrar negocios. Los hombres y mujeres tenían horarios separados para no juntarse.

http://viajespordescubrir.com/

http://viajespordescubrir.com/

  • Las termas romanas (4 BGN), donde podrás recrear las diferentes salas y la zona de los hornos donde los esclavos calentaban los baños. No dudo de su valor histórico pero no resultan tan impresionantes como otras bellezas del país.

Resulta curioso el sistema de piscinas a distintas temperaturas, desde el sudatorium (agua muy caliente), pasando por el tepidarium hasta llegar al frigidarium (con agua helada). Sólo quedan restos pero resulta fascinante que en la época romana ya tuviesen tan logrado lo que nosotros llamamos Spa.

  • La iglesia de Sveti Nikolai, con pinturas murales en su interior.

http://viajespordescubrir.com/

  • Pasea por las calles peatonales Knyaz Boris I.
  • Llegar hasta la catedral de la Asunción de la Virgen.

  • Bañarte en su playa y disfrutar del sol en una de sus terracitas. En nuestro caso aún no hacía tiempo para bañarse en la playa, nos tuvimos que conformar con un paseo por la playa.

  • Comer en uno de los restaurantes a pie de playa. Nosotros comimos en el Kapan. Música, buen ambiente y una comida rica.
  • Cerca de la playa nos llamó mucho la atención esta fuente con agua “termal”, con bastante olor a azufre (es decir, a huevo podrido).  Los búlgaros hacen cola con sus garrafas para llenar los bidones.

  • El puerto, nosotros dejamos el coche por allí cerca. Aunque tiene su importancia como puerto pesquero no tiene nada llamativo.

Y aquí acaba nuestro breve paso por Varna. Si desde luego no vas en época de playa, mi consejo es que no pierdas mucho más tiempo en esta ciudad.

Volvemos al coche y nos dirigimos hacia Veliko Tarnovo.