DÍA 2. Ciudad de Plovdiv

LLegada a Plovdiv

Después de comer en el Monasterio de Rila, nos montamos en el coche y fuimos rumbo a Plovdiv (la segunda ciudad de Bulgaria). Se encuentra a 3h 15min, 226 km.

Plovdiv es conocida, al igual que Roma, como la ciudad de las siete colinas. Aunque adía de hoy sólo conserva seis de ellas (una fue dinamitada para favorecer la expansión de la ciudad).

Comprobarás que el legado de diferentes pueblos y civilizaciones  han ido dejando su huella en la ciudad. Romanos, bizantinos, otomanos y los búlgaros del renacimiento han dejando su presencia en sus calles.

En el centro encontrarás una variedad de restaurantes, bares, terrazas y un sin fin de galerías de arte que dan un ambiente especial a la ciudad.

En cuanto llegamos al hotel, dejamos las cosas y nos vamos a dar un paseo por el casco antiguo. Ya era por la tarde, pasamos por la mezquita  Dzhumaya (con su bonito minarete) y el estadio romano, que se encuentra justo antes de entrar en la calle peatonal Knyaz Aleksandar.

http://viajespordescubrir.com/

Bajamos esta calle hasta llegar al teatro Nikolai Mosaltinov, muy bonito al verlo iluminado con su juego de luces y fuentes. El objetivo era dar un paseo por el casco antiguo y cenar algo.

http://viajespordescubrir.com/

Para cenar nos fuimos a Rahat Tepe, un restaurante búlgaro en la zona del barrio con casas renacentistas. Probamos algunos platos búlgaros como las sartenes de carne con verduras, brochetas de pollo o cerdo y barriles de cervezas. Las raciones eran enormes y precios muy baratos. Bastante recomendable para una cena informal.

Paseo de vuelta al hotel y nos fuimos a dormir del largo día, mañana nos quedaba disfrutar de esta ciudad a la luz del día.

Día 2. Qué ver y hacer en Plodvid 

Amanecimos, desayunamos e iniciamos el recorrido por el casco antiguo de la ciudad. Comenzamos con una panorámica de la ciudad y sus colinas desde el monte de las ruinas de Eumolpidas.

Esta vista te recuerdan que esta es una de las ciudad más antiguas del mundo. Desde aquí podrás ver una zona de bloques soviéticos de la ciudad ( hileras de edificios monstruosos bastante deteriorados que recuerda su pasado reciente ligado al régimen comunista).

Disfrutamos de las vistas y bajamos paseando entre las casas del renacimiento búlgaro, que tienen una construcción  y unos colores peculiares.  Cada planta sobresale de la anterior soportada por una estructura de madera.

http://viajespordescubrir.com/

http://viajespordescubrir.com

Fueron levantadas por comerciantes que se enriquecieron gracias a las rutas del comercio de la época. Esta ciudad era punto de paso en las rutas entre oriente y occidente.

Ahora muchas de estas casas se han convertido en museos o galerías, aunque algunas de ellas siguen siendo habitadas por descendientes de esos ricos comerciantes.

Aprovechamos para entrar en varias iglesias ortodoxas que estaban celebrando misa. Merece la pena acercarse a Sveti Konstantin i Elena (la más antigua de la ciudad, con frescos preciosos en su pórtico).

http://viajespordescubrir.com

Y la iglesia de Sveta Bogorodita, que se encuentra subiendo una pequeña escalinata.  También hay que destacar el trozo de muralla medieval Hissar y las casas museo (como el museo etnográfico).

Después bajamos hacia la mezquita, el estadio romano y nos dirigimos hacia la parte más antigua de la ciudad, el anfiteatro romano.

http://viajespordescubrir.com/
Estadio romano

El anfiteatro está un poco escondido, hay que entrar en el pasaje a la academia de música, danza y bellas artes para encontrarlo. Una maravilla de anfiteatro romano parcialmente reconstruido, donde actualmente representan óperas y espectáculos. Una visita indispensable, data del II d.C. Precio entrada: 3BGN.

El siguiente punto de la visita era el Odión romano (un pequeño anfiteatro, menos impresionante).

Y luego paseamos por el jardín del Zar Simeón y terminamos el recorrido por la ciudad.

http://viajespordescubrir.com/

http://viajespordescubrir.com/

Y no hay que olvidar que Plovdiv también es una ciudad con mucho arte. Galerías, murales de grafitis en edificios o tiendas con cerámica artesanal.

http://viajespordescubrir.com/

Lo cierto es que Plovdiv nos sorprendió gratamente; su buen ambiente, sus mezcla de estilos, la infinidad de galerías de arte y el ambiente de sus calles.

Sobre las 12:00 volvemos al hotel y seguimos el viaje hacia el monasterio Bachkov.

viajespordescubrir.com
http://www.visitplovdiv.com/

Os dejo un mapa de la ciudad de Plovdiv para que os lo descarguéis también–> plovdiv-map.pdf

Continuamos el recorrido hacia el Monasterio de Bachkov. Sigue leyendo.

¿Dónde alojarte?

Nosotros nos quedamos en el hotel Dafi. Hotel muy sencillo, limpio y en el centro, pero sin muchas pretensiones.

Deja un comentario