Platja Fonda y Cami de Ronda a Aiguablava

Nuestro primer día, como no podía ser de otra manera, nos levantamos tarde. Teníamos ganas de playa, así que nos decidimos por pasar el día en una playa cercana a algún camino de ronda que pudiéramos hacer cuando el calor no fuera tan fuerte. Nuestras dos últimas opciones fueron Aiguablava o Platja Fonda.

¿Cómo llegar a Platja Fonda o Aiguablava?

Por carretera, dirección Begur y enseguida encontraréis indicaciones para Aiguablava. Más tarde el camino se bifurca hacia esta playa por un lado y hacia Platja Fonda por otro.

¿Qué hacer en el Cami de Ronda de Platja Fonda a Aiguablava?

En la Costa Brava hay varios caminos de ronda que conectan varios pueblecitos bordeando la costa. Los hay más o menos complicados y más o menos largos.

Nos decidimos por Platja Fonda después de leer sobre varios caminos de la costa. En concreto, Mi Mundo Viajero fue el que más descriptivo nos pareció. Describe sobre este, y muchos otros caminos de ronda de esta zona. La playa de Aiguablava por lo que leímos, estaba más masificada. Así que decidimos verla por la tarde en el paseo, pero disfrutar durante el día Platja Fonda.

La playa nos encantó. A pesar de que el parking estaba lleno (2€ el día completo), la playa no tanto. Pudimos tener nuestro espacio, sin estar pegados a otros bañistas. Quizá fuera porque es una playa no del todo fácil de acceder. Hay que bajar bastantes escaleras. Además luego el mar cubre en seguida, por lo que supongo que la hace menos atractiva a familias con abuelos o niños pequeños.

Si estáis pensando en acudir por la tarde, tened en cuenta que sobre las 17h comeinza a dar la sombra y calculo que sobre las 18h no queda ningún huequito de sol en toda la playa.

Llevaos comida y bebida, porque no hay nada cerca para comprar.

Platja Fonda
Platja Fonda

Sin embargo luego el camino de ronda hasta Aiguablava, la verdad es que nos decepcionó un poco. Es fácil de hacer, pero no tiene tanto atractivo como pensábamos.

Es fácil de encontrar, veréis las indicaciones cuando bajéis del parking a la playa. La piscina artificial que se encuentra a mitad de camino, no estaba llena, por lo que lo espectacular que parecía en las fotos, perdió todo su encanto al verla vacía. Finalmente no llegamos al final del camino, porque ya lo veíamos desde lejos y preferimos ir a descansar para poder salir a cenar más tarde.

De lejos ya vimos que Aiguablava estaba bastante más llena que Platja Fonda. Pero un buen plan si no vais un día de mucho calor,  puede ser pasar un rato en Platja Fonda, hacer el camino de ronda y pasar otro rato en Aiguablava. Conviene hacerlo en este sentido porque será más fácil aparcar.

Un pensamiento sobre “Platja Fonda y Cami de Ronda a Aiguablava”

Deja un comentario