PHNOM PENH

¿Cómo llegar? Llegamos a Phnom Penh desde Singapur, nuestro anterior destino. Desde España opera Qatar Airways con una escala. El aeropuerto se encuentra a 15 km del centro de la ciudad. La forma más barata de llegar es el mototaxi (pero no es útil si vais con equipaje), tuk tuk (unos 7$) o taxi (unos 10$)

¿Por qué ir? Phnom Penh es una ciudad que no gusta a todos los viajeros. Tiene mucho que visitar y sus gentes son encantadores, pero también es caótica, ruidosa y tiene contaminación. Si bien a mi me gustó su ambiente frenético, no es de las ciudades que más me ha gustado del sudeste asiático.

¿Cuánto tiempo dedicar? Nosotros dedicamos 3 días, aunque para aquellos con el tiempo más ajustado, en 2 días se puede visitar.

¿Qué hacer en Phnom Penh?

– Maravillarse con los dorados edificios del Palacio Real
– Wat Phnom, un templo en lo alto de la colina
– Museo del Genocidio: Tuol Sleng (S-21)
– Pasear por el paseo del río Tonlé Sap
– Relajarse en una de las terrazas del Lago Boeung Kak
– Darse un capricho en el Hotel Raffles
– Mercados de Phnom Penh: Psar Tuol Tom Pong y Phsar Thmey

  • Maravillarse con los dorados edificios del Palacio Real

El Palacio Real de Phnom Penh es un recinto que alberga varios edificios, además de bonitos jardines con templos y estupas. Dado que en el recinto está la residencia oficial del rey Sihamoni, varias zonas del complejo no son accesibles al turismo. Destacan sus clásicos tejados khmer y su ornamentación dorada.

La famosa Silver Pagoda que se encuentra en su interior, tiene un espectacular techo fabricado con 5 toneladas de plata en forma de tejas. En el interior encontramos un impresionante Buda de oro macizo (90 kg y más de 2.000 diamantes de ornamentación) y un Buda de Cristal. Si habéis estado en Tailandia, éste último os recordará al Buda Esmeralda, ya que es idéntico.

Es importante que llevéis ropa apropiada al visitar el Palacio: pantalones/faldas por debajo de la rodilla y nada de camisetas de tirantes o sin mangas. Ojo, porque no es suficiente con ponerse un pañuelo sobre los hombros, es necesario que la camiseta sea de manga corta.

Al atardecer hay una luz espectacular para hacer fotos de las doradas construcciones.

PHNOM PEHN PHNOM PEHN PHNOM PEHN PHNOM PEHN

  • Wat Phnom, un templo en lo alto de la colina

En una colina de 27 m de altura (el punto más alto de la ciudad), se encuentra este templo, un lugar tranquilo en una zona sombreada donde se respira paz. Según la leyenda, este templo se creó para albergar las 4 estatuas de Buda arrastradas por el agua del río Mekong y descubiertas por una mujer llamada Penh. De hecho, el nombre de la ciudad, Phnom Penh, quiere decir »colina de Penh».

PHNOM PEHN PHNOM PEHN PHNOM PEHN

  • Museo del Genocidio: Tuol Sleng (S-21)

La visita a Tuol Sleng me afectó mucho. Fue entrar en el recinto y no pude evitar que se me cayeran las lágrimas por la crueldad que se vivió entre aquellas paredes. Impone tanto que hay un silencio sepulcral y respetuoso por parte de los visitantes.

Este museo fue un antiguo y prestigioso colegio (Tuol Svay Prey) que de la noche a la mañana pasó a convertirse en una prisión de alta seguridad del régimen de Pol Pot, el mayor centro de detención y tortura del país (más de 17.000 personas). Casi todos los reclusos fueron ejecutados posteriormente en los campos de la muerte de Choeung Ek (que nosotros no fuimos a visitar). Cuando las tropas vietnamitas llegaron a la cárcel S-21 sólo 7 camboyanos seguían con vida. El museo se creó con el fin de conservar pruebas de los actos que provocaron la desaparición de entre 1 y 3 millones de personas en Camboya entre 1975 y 1979.

En mi opinión, se trata de un lugar imprescindible a visitar en el viaje a Camboya, para entender y acercarnos a la realidad del país, que hace no tantos años vivió una situación tan extrema.

Si queréis ahondar más en la historia de Camboya y los jémeres rojos, os recomiendo este libro que veréis por muchos sitios del país (lo venden solo en inglés): First They Killed My Father: A Daughter of Cambodia Remembers. Es la autobiografía de Loung Ung, una niña camboyana que logró sobrevivir al régimen de Pol Pot. Es un libro muy, muy duro.

PHNOM PEHN

  • Pasear por el paseo del río Tonlé Sap

El río Tonlé Sap es un afluente del río Mekong, y subiendo hasta Siem Riep (unos 100 km), llega al lago Tonlé Sap, el mayor de todo el sudeste asiático.

El paseo que recorre la ribera del río Tonlé Sap es un lugar muy agradable por donde pasear, tomar una cerveza (Angkor es la típica de Camboya) o simplemente sentarse a ver la vida pasar desde cualquiera de sus múltiples terrazas. Estuvimos tomando algo es una muy agradable con vistas al río: FCC (http://fcccambodia.com/).

Veréis muchos niños pequeños pidiendo, así como muchos discapacitados físicos herencia de las horribles guerras que azotaron el país.

Resulta curioso lo que se vende por la zona: copias de Lonely Planet con sus tapas y todo por 3-5 dólares.

PHNOM PEHNArriba, paseo del río

PHNOM PEHNArriba, hombres jugando a juegos de mesa

PHNOM PEHNArriba, hombre paseando por la calle con su elefante

  • Relajarse en una de las terrazas del Lago Boeung Kak

Como comentamos más abajo en el apartado de alojamiento en Phnom Penh, alrededor del lago Boeung Kak se concentran varios alojamientos con terrazas de madera con vistas al río. Hay muchos de ellos muy agradables, con hamacas donde relajarse tomando una cerveza, o cenar comida asiática tras un día intenso.  Nosotros estuvimos en Number 9 Guesthouse, que está muy agradable.

Por las noches, se llena de un animado ambiente mochilero, con gente con muchas ganas de hablar y comentar sus aventuras con otros viajeros.

  •  Darse un capricho en el Hotel Raffles

El maravilloso Hotel Raffles de Phonm Penh (http://www.raffles.com/phnom-penh/) es un hotel de 5 estrellas con todas las comodidades. Tiene unas terrazas y salones preciosos donde parar a tomar un café o un buen desayuno.

PHNOM PEHNArriba, interior del Hotel Raffles

  • Mercados de Phnom Penh: Psar Tuol Tom Pong y Phsar Thmey

El mercado de Psar Tuol Tom Pong (también conocido como Russian Market, no confundir con Market O’Russei), está lleno de prendas de imitación de marcas como Columbia, GAP; además de vender artesanía y telas. Para presupuestos ajustados, hay una zona de comidas donde degustar platos típicos a un precio baratísimo.

Por otro lado, Phsar Thmey, de estilo art deco y color amarillo, está llena de vendedores de fruta y carne, muy auténtico.

PHNOM PEHNArriba, mercado Phsar Thmey

PHNOM PEHNArriba, mercado Phsar Thmey

¿Dónde alojarse en Phnom Penh? El zona mochilera por excelencia de Phnom Penh se concentra alrededor del lago Boeung Kak, donde varios hostels y guesthouses con terrazas de madera tienen vistas al lago.

  • Grand View Guesthouse: correcto, limpio, sin ningún lujo y… por 4$ la noche la habitación doble (precios de 2010, pero ahora las habitaciones cuestan 4 euros en Booking): http://www.booking.com/hotel/kh/grand-view-guesthouse.es.html

 

—-> Haz click para ir a la siguiente parada: Sihanoukville

 

 

 

 

 

Un pensamiento sobre “PHNOM PENH”

Deja un comentario