Playas de Palafrugell: Tamariu, Llafranc y Calella

De pequeña veraneaba en Llafranc, por lo que me hacía especial ilusión visitar de nuevo esta zona. Nuestra intención era alojarnos aquí o en Calella, que están pegados, pero ni mirándolo con 2 meses de antelación nos fue posible. Os recomiendo mirarlo, ya que para mi es uno de los mejores lugares de la Costa Brava para descansar.

¿Qué hacer en Palafrugell?

Palafrugell, está formado por la propia ciudad de Palafrugell, un núcleo rural llamado Llofriu, y los pueblos de costa Tamariu, Llafranc y Calella.  Todo ello muy bonito y que merece la pena visitar.

Existen caminos de ronda que unen los tres pueblos costeros. Sin embargo para hacer el de Tamariu a Llafranc, hay que ir bien preparado con calzado adecuado. Debe ser precioso. Pero no lo pensamos al hacer la maleta, por lo que tuvimos que quedarnos exclusivamente con el que va de Llafranc a Calella, que es un paseo.

A la hora de planear vuestra visita, podéis dedicar varios días a esta zona combinando caminos de ronda, playa, deportes de agua y turismo por los distintos pueblecitos. Tenéis mucha información en la web del Ayuntamiento.

Nuestra experiencia

Si hubieramos tenido el calzado adecuado, hubiéramos hecho el camino de ronda de Tamariu a Llafranc.

En su defecto, nos decidimos por pasar el día en la playa de Tamariu y posteriormente pasear por Llafranc y Calella al caer la tarde.

Tamariu

La playa de Tamariu es la más pequeña de las tres. Nuestra elección fue debida a la posibilidad de recorrer distintas calas y grutas cercanas en kayak. Ya que no podíamos hacer el camino de ronda, al menos verlo desde el mar!

La playa es pequeñita y pegada al pueblo, pero con encanto. No faltan los barquitos que pueden verse por toda la costa y el agua transparente. Hay dos parking en el pueblecito. El más cercano a la playa es de pago (2,60€ al día). Hay uno más alejado, subiendo un poco por el pueblo. No está vigilado, pero lo encontraréis más vacío si llegáis algo tarde.

Nada más llegar, reservamos el kayak para la tarde. Tenéis información sobre precios y servicios  en su web. Es recomendable reservar sobre todo en verano para asegurarte de que lo tienes disponible a la hora que lo quieres. En nuestro caso que éramos dos, teníamos la duda de si cogerlo 2h (16€) o la oferta de 3/4h (45€). Al final 2 nos pareció suficiente.

Al parecer, es más bonito dirigirse hacia la zona norte. En 2h te da tiempo a llegar a la gruta más grande de la Costa Brava. Y en 3h llegas hasta Aiguablava, donde habíamos llegado andando el día anterior. Así hubiéramos cerrado el círculo de toda esa costa.

Durante el trayecto, como podéis ver en la web, podréis encontrar distintas calitas en las que podéis parar a descansar y pegaros un baño, y distintas grutas en las que se puede entrar con el kayak. En definitiva, es pasar unas horas haciendo un poco de deporte, y viendo bonitos lugares, todo ello con un agua cristalina y rodeados de barquitos y acantilados. Por supuesto no olvidéis llevar gafas y tuvo para bucear!

kayak Tamariu

Os dejo un vídeo para que veáis la claridad del agua:

De Llafranc a Calella

Tras el kayak, volvimos al coche camino de Llafranc. Como suele pasar, lo encontré más pequeño de lo que recordaba, quizá debido a que mi tamaño también había aumentado :D. Merece la pena dar una vuelta por el paseo marítimo de norte a sur y llegados a este punto, subir las largas escaleras que conducen al camino de ronda que lleva a Calella. Encontraréis preciosas vistas de la playa. Desde arriba siempre se ve al agua más transparente y se ve el fondo perfectamente.

De camino a Calella descubrimos un bontio chiringuito donde parar a tomar sendos mojitos normal y de fresa con vistas a los barquitos de Calella.

Calella también es un pueblecito muy mono.

Preferimos volver a casa, darnos una ducha y salir a cenar. Pero si vais preparados (nosotros íbamos con el bañador y ropa para ir a la playa y a cierta hora empieza a refrescar) y os veis con ganas, quedaros a cenar en Calella o en el chirnguito mismo que os comentaba antes, no es mal plan.

A la hora de dejar el coche, no tuvimos problema. Como llegamos a una hora en la que ya casi no daba sol en la playa, pudimos dejarlo en una de las calles que acceden al paseo marítimo de Llafranc.

Un pensamiento sobre “Playas de Palafrugell: Tamariu, Llafranc y Calella”

Deja un comentario