New York: zona centro. Midtown

La zona centro o Midtown va desde la parte sur de Central Park, la 59, hasta el Flatiron Building en la 23. Su espina dorsal es la Quinta Avenida. Se fusiona con Hell’s Kitchen, la zona perfecta para salir a cenar e ir al teatro en el mítico Broadway.

zona centro New York

¿Cuánto tiempo dedicar a la zona centro?

Con un día es suficiente para recorrer Midtown, aquí os mostramos un recorrido que podéis completar sin problemas y sin necesidad de madrugar.

A la parte de Hell´s Kitchen podéis acudir cualquier tarde/noche.

¿Qué hacer en la zona centro de Nueva York?

  • Recorrer la Quinta Avenida y visitar los edificios que se van sucediendo: la catedral San Patrick, Rockefeller Center, la estación central, Empire State Building y Flatiron principalmente.
  • Dedicar la tarde/noche para cenar en la zona de Hell´s Kitchen y comprar entradas de treatro de última hora en Times Square.
Recorrido de norte a sur de la Quinta Avenida

Comenzamos el recorrido en Central Park y de ahí fuimos bajando la calle. Para ello deberéis bajaros en la parada de metro de la Quinta con la 59.

Lo primero que puede observarse es el hotel Plaza. No es un hotel especialmente bonito, pero a mi me trae muchos recuerdos de la película “Solo en casa”. Es increíble la cantidad de veces que he visto esa película con mi hermana pequeña y me venían a la mente las imágenes de Macaulay Culkin paseando justo por esa zona de Central Park, huyendo de los ladrones. Si no habéis visto aún el parque podéis aprovechar para dar un paseo. En invierno cubierto de blanco y en verano completamente verde y lleno de vida. Quienes nunca faltarán serán las ardillas. 🙂

Central Park 59 Central Park puente

La siguiente parada es la catedral de San Patrick en la 51. No demasiado relevante si no fuera porque es la iglesia más importante de la ciudad.

Un poco más abajo tenéis el Rockefeller Center, gran complejo de edificios que incluyen un centro comercial y oficinas, donde ponen el árbol tan famoso y grande en Navidad y una pista de hielo para patinar durante todo el invierno. Ahí mismo se encuentra también una tienda de Lego para quien le guste curiosear.

En este punto tenéis la opción de subir al Top of the Rock ($29) para disfrutar de las maravillosas vistas que ofrece. Yo había subido siempre al Empire State Building, pero me gustaron mucho más estas vistas, ya que tiene toda la parte norte que desde el Empire State no se puede ver: todo Harlem y Central Park especialmente. Todo el mundo recomienda subir al atardecer, pero también te tiene que encajar la hora. Ese día estaba todo nublado, por lo que decidimos aplazarlo para otro momento. Tenéis varias opciones:

  • Subir al Top of the rock sobre la marcha cuando paséis por delante
  • Comprar la entrada en la página web, lo que os da derecho a elegir una hora y por supuesto ahorraros colas.
  • Cenar o comer un día en el restaurante de la planta 66, solo abierto los fines de semana (Top of the rock está en la planta 68).
  • Tomaros un cocktail en el bar de la misma planta. Abre a las 5pm todos los días de la semana. Exige etiqueta.

Nosotros optamos por la última opción, ya que por muy caro que sea el bar, muy raro sería que por una cerveza te cobraran casi los $30 que cuesta subir, pero no fue posible porque es un bar con etiqueta, por lo que no nos dejaron entrar con el atuendo que llevábamos para hacer turismo. Por lo que os recomiendo que lo planifiquéis y un día os vayáis a casa a mitad del día, os cambiéis y subáis a este bar, así matáis dos pájaros de un tiro: os ahorráis la entrada, o si no os la ahorráis al menos os la “bebéis” y disfrutáis de las vistas al atardecer. Después podéis aprovechar ese día que estáis más guapos para salir de fiesta por Manhattan! 😉

Top of the Rock Central Park Top of the Rock Empire State

En el lateral del Rockefeller, en la 48, se encuentra el edificio donde graban muchos programas de la MTV, el Radio Station.

Radio City

Si seguimos nuestro camino por la Quinta Avenida, la próxima parada es la Biblioteca Pública, donde se han rodado películas como Caza Fantasmas. Es muy bonita por dentro y tiene salas impresionantes, merece la pena entrar, es gratis.

Public Library NYC

Después os aconsejamos desviaros un poco hacia el este, por la 42 para visualizar el edificio Chrysler y entrar en la Estación Central, punto de intercambio de muchas lineas de metro y de tren.

Chrysler y Estación Central

Si seguimos bajando por la Quinta Avenida podéis visitar la Biblioteca Morgan en la 36 con Madison. Gratis los viernes de 7 a 9 pm.

A estas alturas ya estaréis divisando el Empire State Building, que qué os voy a contar que no sepáis. Protagonista de películas como King Kong, se divisa desde muchas partes de la ciudad.

Es el clásico edifico al que subir para ver Nueva York desde las alturas, el precio es el mismo que Top of the Rock. Es cierto que tiene más plantas, 102, frente a los 70 del Rockefeller, pero como os comentaba anteriormente, a mi me gustaron más las vistas de este último.

Empire State

Y terminamos nuestro paseo por la Quinta Avenida en Madison Square. Muy agradable en verano y un buen punto desde donde visualizar el Flatiron, edificio también muy emblemático de Nueva York.

Flatiron

Otra “atracción” por la zona y a la que podéis acercaros es el Madison Square Garden, algo alejado de Madison Square sorprendetemente. Se encuentra en la 34 con la octava. Por fuera no merece la pena, es un estadio feo, pero quizá os interese visitar el interior, sobre todo si os gusta el baloncesto.

Cenar e ir al teatro en Hell’s Kitchen

Hell’s Kitchen es la zona en la que nos alojamos durante la semana que estuvimos en Nueva York. Está repleta de restaurantes y teatros.

Tenéis todos los tipos de cocinas: española, china, italiana, india, por supuesto americana y todas las que podáis imaginaros. Nos sorprendió especialmente una cena en el conocido japonés Ippudo. Probamos el Ramen, una especie de sopa de fideos con huevo, y varios ingredientes a elegir: carne, pollo, pescado… La mayoría incluyen mesas de restaurante de toda la vida y también la típica barra japonesa en torno a los cocineros.

Aquí también se encuentra el famoso Broadway. Teatros por doquier con musicales especialmente. La verdad es que las entradas son realmente caras, incluso comprándolas el mismo día en el quiosquito dedicado para ello en Times Square. Pero no está de más pasarse por si algún día encontráis un chollo de última hora. Está de más decir que si tenéis muy clara la obra que queráis ver, cojáis la entradas con antelación, para aseguraros la plaza.

Por último la atracción por antonomasia de esta zona es Times Square. La típica plaza rodeada de luces de publicidad, irónicamente bella. Nosotros pasábamos cada día y nunca me cansaba de mirarla.

Un pensamiento sobre “New York: zona centro. Midtown”

Deja un comentario