NAMIBIA POR LIBRE (10 DÍAS)

Namibia es uno de los países menos poblados del mundo, con apenas 3 habitantes por km2 (España tiene 92 por km2), por lo que es posible conducir durante horas sin cruzarte con ni un solo coche, persona o casa.

Pese a la escasez de agua y las frecuentes sequías, en Namibia podemos encontrar paisajes tan diversos como el desierto del Namib, el Parque Nacional de Etosha (uno de los más famosos para aquellos que quieran ir de safari), la inhóspita Costa de los Esqueletos, el Cañón del Río Fish (uno de los más grandes del mundo). Nos quedamos con mcuhas ganas de visitar el norte de Namibia, frontera con Angola, donde viven las tribus de los Himbas.

Ruta del viaje a Namibia (10 días)
– Cañón del Río Fish
– Desierto del Namib
– Swakopmund
– Skeleton Coast
– Parque Nacional de Etosha
– Franja de Caprivi

CALENDARIO NAMIBIA

MAPA NAMIBIA

¿Cómo moverse de Namibia? Si vas por tu cuenta, lo fundamental es alquilar un coche, ya que la red de transporte público es más bien escasa. Nosotros viajamos desde Sudáfrica en coche de una persona que conocíamos, pero hay que ser muy prudentes al viajar por un sitio como Namibia tan poco poblado y con tan pocos recurso: llevar ruedas de recambio por un posilble pinchazo, tener radio en el coche / móvil con carga suficiente por si tuvierais algún problema mecánico, 2 tanques de gasolina llenos en el coche ya que las gasolineras brillan por su ausencia… Y por supuesto, un buen seguro. El coche es uno de los temos que mejor tenéis que llevar atados. Las gasolineras las tenéis que llevar bien marcadas en el mapa, y siempre que paséis por una, llenad el depósito.

¿Dónde comer en Namibia? Namibia no es un lugar barato, pero está perfectamente preparado para organizar picnics, muchas veces en sitios espectaculares. Así que ya sabéis, a echarle imaginación y comprar comida rica para disfrutar del picnic, ¡los nuestros fueron espectaculares! Solíamos parar en pueblos con supermercados para abastecernos de comida y hielos.

Empezamos la ruta!

  • Cañón del Río Fish: Rutas por el cañón y termas de Ais-is

El espectacular Cañón del Río Fish es uno de los cañones más grandes del mundo, con una longitud de 160 km, 27 km de ancho y una profundidad de hasta 550 m. El río Fish que recorre el cañón, es el más largo de Namibia, y durante los meses de mayo y septiembre es posible recorrerlo en una caminata de 5 días (85 km) que ha de reservarse con antelación.

El cañón tiene 2 puntos de acceso principales, Hobas (desde donde accedimos) y Ais-Ais. Ambos accesos están gestionados por Namibia Wildlife Resorts y el acceso cuesta unos 8 $ por persona y otro 2 $ por vehículo.

Normalmente los viajeros suelen acceder por la puerta noreste de Hobas, donde comienza una ruta a pie a realizar con maravillosas voistas del cañón. Desde Hobas tenemos 10 km hasta el Mirador del Senderista, una zona con facilidades para hacer picnic con espectaculares vistas del cañón. A unos cuantos minutos al sur se encuentra el Mirador Principal.

cañon del rio fishcañon del rio fish cañon del rio fish cañon del rio fish cañon del rio fishArriba, el coche en el que recorrimos el Sur de África

Tras la ruta a pie por el Cañón, también hay tiempo para relajarse en las ardientes termas de Ais-Ais. Ais-Ais al final se reduce a una zona de alojamiento y una parada obligatoria para echar gasolina.

Datos prácticos del Cañón del Río Fish
  • Distancia entre nuestra anterior parada (Cataratas Augrabies) y el Cañón del Río Fish: 426 km, 6:32 horas.
  • Alojamiento en Ais Ais: Nos alojamos en el hotel Ais-Ais Hot Spring Resort, con unas relajantes termas perfectas para un día excursión. Podéis ver el hotel aquí.

 

  • Desierto del Namib: trepar por las dunas y cañón de Sesriem

El desierto del Namib recorre Namibia prácticamente de norte a sur a lo largo de 2.000 km, y está considerado como el desierto más antiguo del mundo, con 65 millones de años de edad! Fue una de las zonas que más nos gustó de Namibia, con maravillosos atardeceres donde el sol se escondía tras las dunas color rojo.

La parte central del desierto se denomina Namib Naukluft Park, y sus enormes dunas de hasta 300 metros desembocan en el mar, una estampa poco habitual en un desierto, y que se aprecia en todo su esplendor en un viaje en avioneta. El área de Sossusvlei resulta la más accesible e interesante, siendo la puerta de acceso la zona de acampada de Sesriem. En esta zona encontramos también los denominados Deathvlei, lagos secos de color blanco que contrastan con el fulgurante rojo de las dunas.
Lo mejor de las dunas es por supuesto, trepar por ellas hasta convertirte en un diminuto punto sobre su cresta, ver las impresionantes vistas de la zona desde la altura, y probar tus habilidades de conducción sobre la arena del desierto cuando accedes a la zona de Deathvlei (ojo, es fácil quedarse encajado si no eres conductor experto). Al final de la carretera que lleva a Sossusvlei hay una zona de picnic bien agradable. A pesar de ser una de las zonas más turísticas de Namibia, apenas te cruzas viajeros, igual que ocurre en el resto del país.DESIERTO NAMIB  DESIERTO NAMIB DESIERTO NAMIB DESIERTO NAMIBDESIERTO NAMIB DESIERTO NAMIB

En esta zona, a apenas 5 km de la oficina de Sesriem, se encuentra el Cañón de Sesriem, que sin ser uno de los más grandes, es un sitio muy agradable por donde pasear y tomar buenas fotografías. Tiene 1 km de largo y 30 m de profundidad.

cañon sesriem

Datos prácticos del Desierto del Namib (Sesriem)

  • Distancia entre nuestra anterior parada (Cañón del Río Fish) y Sesriem: 550 km, 8 horas.
  • Alojamiento en Sesriem: Nos alojamos en el hotel Hammerstein Lodge, con agradables cabañas y un par de springboks que campan en libertad. Podéis ver el hotel aquí.

 

  • Swakopmund: cerveza y salchichas alemanas

Encontrarte en mitad de un país tan desolador como Namibia un pueblo auténticamente alemán, con sus casas coloniales y sus acogedores restaurantes, resulta desconcertante. Swakopmund, conocido como Swakop por sus vecinos, es el destino más frecuentado a Namibia, con una curiosa mezla de público: entrañables parejas de abuelitos alemanes y surfistas que acuden a esta zona de África a cabalgar las olas. En los últimos años se ha puesto también de moda deslizarse por las dunas del Namib en tabla de snowboard.

Es una zona donde descansar un día, pasear por el paseo marítimo, tomar el sol bajo las palmeras de la playa y saborear unas salchichas alemanas con una gran jarra de cerveza.

En la entrada a la ciudad hay una zona pantanosa con cientos de flamencos, que resulta especialmente agradable al atardecer. También hay mesas de picnic en la playa a la entrada a Swakop.

swakopmund swakopmund swakopmund swakopmund swakopmund
Datos prácticos de Swakopmund
  • Distancia entre nuestra anterior parada (Sesriem) y Swakop: 346 km, 5 horas.
  • Alojamiento en Swakop: Nos alojamos en el fantástico Atlantic Villa Boutique Guesthouse, que a pesar de no estar muy céntrico, tiene unas habitaciones muy buenas. Podéis ver el hotel aquí.

 

  • Skeleton Coast: historias de barcos fantasma

El nombre que recibe el Parque de Skeleton Coast (Costa de los Esqueletos), se debe a la negra historia de esta lugar como tumba para miles de marineros que naufragaron en barcos en sus costas. Parece se encuentren sumidas en una permanente neblina que todo lo cubre, dando el aspecto desolador y mortecino a este parque. Se decía que todo aquel que naufragara en esta costa, estaba condenado, y para demostrar que no se trata de una vieja leyenda sin fundamento, enormes barcos ya oxidados se encuentran barados en sus playas.

La Skeleton Coast abarca toda la costa desde Swakopmund hasta Kunene, aunque son pocos los viajeros que la recorren por completo. Nosotros condujimos durante kilómetros y kilómetros hasta llegar a la salida de Terra Bay, donde nos desviamos hacia nuestro siguiente destino, el Parque Nacional de Etosha.

La primera parada que hicimos fue en la Reserva de Lobos Marinos de Cape Cross, donde un olor fétido recibe al viajero nada más aparcar el coche. Tras el olor, llega el sonido de cientos y cientos de lobos marinos que encuentran en esta zona el alimento que necesitan. Es impresionante ver a tantísimos lobos marinos juntos, muchos de ellos apenas recién nacidos. El olor de los excrementos a veces resulta insoportable, yo no pude dejar de taparme la nariz y la boca.

swakopmund swakopmundA 110 km de la Reserva de Cape Cross, se accede a la entrada al Parque Nacional de Skeleton Coast, con una impresionante barrera con enormes calaveras y huesos de elefantes que franquean la entrada. Alguien dijo que ”si el infierno tuviera una puerta de acceso, probablemente sería como la puerta al Parque de Skeleton Coast”, y razón no le faltaba.

Es a partir de cruzar esta puerta cuando encontramos varios barcos hundidos y un paisaje cada vez más gris e inhóspito. Bonito no es, para nada. Bonitas eras las dunas rojas del Namib, pero no esto. Resulta curioso y diferente, eso sí, pero llega a ser muy cansado ya que son un montón de kilómetros conduciendo por aquí.



swakopmund swakopmund Captura de pantalla 2014-09-29 a las 00.02.51Arriba, picnic de calidad 🙂  Aún en el lugar más inhóspito del mundo, gambas a la plancha. 

Datos prácticos de Skeleton Coast
  • Recorrimos Skeleton Coast desde nuestro anterior destino (Swakopmund, 382 km, 5:20h); de camino a nuestro siguiente destino, Etosha Park. Bastante paliza de coche. La salida es por Terra Bay.
  • Habíamos leído de todo respecto a la entrada a la Skeleton Coast (que había que solicitar un permiso especial para entrada, que podían denegarnos la entrada…), pero al final la realidad fue que llegamos tal cual y pudimos entrar sin problemas (no vimos ningún otro turista en el tiempo que estuvimos allí)

 

  • Parque Nacional de Etosha: el auténtico safari africano

El parque Nacional de Etosha, en Namibia, es uno de los más grandes del mundo, con una extensión de 22.270 km2, con una longitud máxima de este a oeste de 350 kilómetros! Es uno de los destinos favoritos para aquellas personas que emprenden un safari, y nos hacía especial ilusión visitarlo por libre con nuestro coche. Siempre había imaginado el hecho de hacer un safari como algo carísimo y lejano, así que lo disfrutamos enormemente.

El Parque hay que visitarlo mínimo en 2 días, dadas las enormes dimensiones. Nosotros optamos por hospedarnos en distintos sitios, para para poder recorrer mejor el parque. La primera noche nos quedamos en la puerta Sur (Anderson Gate), y las 2 siguientes, en la puerta Este (Von Liquedist Gate). De esta forma, dedicamos el primer día a recorrer la zona oeste del Parque, y el segundo día la zona este.

El centro de Etosha lo domina un enorme lago (Pan), que es alrededor del cual se concentran los animales a beber. La mala noticia es que este lago sólo tiene agua 2 o 3 meses al año. En nuestro caso, cuando fuimos, no había agua. No obstante, a la entrada del Parque te dan un mapa donde se marcan los puntos de agua, que es donde encontraremos el mayor número de animales.

ETOSHA PARK ETOSHA PARK

Vemos todo tipo de animales, algunos que desconocía por completo existieran: cebras, jirafas, elefantes, springbok, impalas, ñus, oryx, avestruces, elan, kudus, rinocerontes… En total, habitan 114 especies de mamíferos. Los leones se hacen de rogar y vimos solo alguno de lejos.

ETOSHA PARK ETOSHA PARK ETOSHA PARK Captura de pantalla 2014-10-06 a las 22.07.44 ETOSHA PARK ETOSHA PARK

Datos prácticos del Parque Nacional de Etosha
  • La entrada individual de acceso al parque cuesta 80 NAD (5,5 euros), y la entrada del coche 300 NAD (21 euros)
  • Las 2 primeras noches nos alojamos en el Hotel Toshari Lodge, maravilloso. Se encuentra en la puerta sur del parque (Anderson Gate). Estilo étnico, con techos enormes de paja y madera. Las habitaciones modo cabañas individuales con un montón de detalles y un increíble restaurante. Eso si, cuesta 100 euros la noche. Podéis ver el hotel pinchando aquí.
  • Las 2 últimas noches nos alojamos en el también maravilloso hotel Kempinski Lodge, en la entrada este del parque (Von Liquedist Gate). Otro de los hoteles más increíbles en los que me he alojado. Podéis verlo aquí.

 

  • Franja de Caprivi: pueblos locales junto a la carretera que nos lleva a Botswana

Tras pasar unos días de relax en Etosha sin grandes trayectos en coche, nos tiramos a la carretera para recorrer el camino que separa Namibia de Botswana, a través de la Franja de Caprivi. Se trata de una zona que, a pesar de estar en Namibia (donde podíamos pasar horas sin cruzarnos a nadie), encontramos una larga carretera con pequeños poblados a los lados, que nos proporcionó el toque más local que nos faltaba. Pequeñas casitas con tejados de paja y gente de allí para allá.

Hacemos una parada en Tsuanem, donde arreglamos una rueda que pinchamos ayer (importante que vayáis con mínimísimo una rueda de repuesto). Hicimos otra parada en Rundu, donde habíamos leído que había un mercadillo. Pero después de muchas vueltas y preguntar, decidimos desistir al no encontrar nada.

Nos alojamos en unas cabañas que no recuerdo el nombre, y a la mañana siguiente fuimos a visitar una pequeña pero agradable reserva natural, Mahangu. Tenía un montón de vegetación y agua, por lo que vimos mucha fauna.

 

 

Nuestro viaje continúa por Botswana hasta llegar a las Cataratas Victoria, en la frontera de Zambia y Zimbawe, pero eso… será otro post! 😉

Nos vemos pronto por el sur de África!

 

KEEP ON TRAVELLING!

2 pensamientos sobre “NAMIBIA POR LIBRE (10 DÍAS)”

  1. Hola mi nombre es matias y estamos viajando en abril del 2017 dese Uruguay a sud África y Namibia la idea es ir 15 a sud África con mi equipo de rugby y después nos quedaríamos tres amigos a recorrer Namibia queríamos hacer la costa de Namibia en una camioneta, que presupuesto tuvieron ustedes para el
    Viaje de diez días en Namibia masomenos y que tips nos pueden dar?
    Gracia s

    1. Hola Matías! Lo primero de todo…mil disculpas por el retraso, la verdad que este comentario se nos quedó sin leer y acabamos de darnos cuenta… 🙁

      El plan que tenéis montado suena fantástico, la verdad!

      Te cuento: nuestro viaje por Namibia fue justo de 10 días, y visitamos: Cañón del Río Fish (muy recomendable), Desierto del Namib (no os lo podéis perder), Swakopmund (agradable para una tarde), Skeleton Coast (km y km de….nada! jajaj) y Etosha Park (fundamental).

      ¿Cómo viajamos? Íbamos 4 personas en un 4×4, comíamos siempre en “plan picnic” (veréis que hay un montón de sitios acondicionado para ello) y dormíamos en hoteles de precio medio. Los hoteles NO son baratos, es probablemente ahí donde se nos fue la mayor parte del presupuesto (40-50 euros por noche, habitación doble). Lo bueno que teníamos es que el coche era de una persona de nuestro grupo, por lo que no tuvimos que alquilarlo.

      Consejos que considero muy importantes: Namibia es uno de los países más inhóspitos del mundo. Podíamos tirarnos, sin exagerar, 3 horas conduciendo, sin cruzarnos con ningún signo de vida humana. Es imprescindible que si vais por vuestra cuenta en coche, cojáis un buen seguro. Que llevéis siempre provisiones y al menos 2 bidones de gasolina extra llenos (en cuanto veáis una gasolinera, llenad el coche y los bidones extra). También es fundamental que aseguréis de tener siempre señal móvil (nosotros por ejemplo llevábamos radio-teléfono en el coche).

      Si os aseguráis de que todo eso está en orden… te aseguro que va a ser un viaje inolvidable!!!!

      Un fuerte abrazo, esperamos haberos ayudado!

      Lucía

Deja un comentario