Girona

Hicimos Girona y Cadaqués en un día. Uno más que, al igual que el de Figueras y Empuriabrava, dedicamos al turismo y no a la playa. Pero mereció mucho la pena. Dejamos nuestro último día del viaje para descansar y disfrutar de la playa en Roses.

¿Qué ver en Girona?

Girona nos encantó. Una ciudad que nos recordó en parte a Pisa, por la zona del río bordeado por casitas de colores. Pero no es lo único que ver en Girona. En su interior, merece la pena perderse por sus calles de piedra y visitar sus dos preciosas iglesias.

¿Dónde aparcar en Girona?

Para apacar encontramos un descampado a la entrada de la ciudad (zona oeste o norte desde la nacional o autopista). Desde allí nada más es necesario andar 5 minutos para llegar al centro.

Es posible que haya parkings de tierra gratuitos en varias entradas de la ciudad.

Posible ruta por Girona

Para contaros en detalle qué ver en Girona, repasaremos nuestro recorrido.

Nos sorprendió que nada más bajarnos del coche, descubrimos un parque repleto de altos árboles de fino tronco. Al fondo se vislumbraba la primera de las iglesias de Girona. Fue una primera vista que ya nos encantó.

Y si Empuriabrava lo comparábamos con Venecia, Girona la podríamos poner al lado de Pisa o Florencia. La siguiente bonita vista, se encuentra al cruzar el río. Te encuentras todas las casitas coloridas que podrían ser típicas de las dos ciudades italianas.

Gironav3

Al cruzar este puente, os encontraréis en la plaza Sant Feliu, con una bonita iglesia de este mismo nombre, a la que no pudimos entrar al encontrarse cerrada.

En esta misma plaza está también «La Leona», una pequeña escultura en lo alto de una columna, cuyo culo debía besar todo extranjero que deseara convertirse en ciudano gerundense. De ahí surge el dicho «No es buen ciudadano de Girona, quién no besa el culo de la leonaª. 😉 Ya que más tarde, todo aquel que entraba o salía de la ciudad, debía hacerlo. Es una de las atracciones más tradicionales que ver en Girona, y de hecho la costumbre permanece para los visitantes que quieren volver a la ciudad.

Continuamos el paseo rodeando la iglesia. Por la parte de atrás encontramos jardines, con agradables terrazas y vistas subiendo unas escaleras. Se pueden encontrar también por esta zona, los baños árabes (con acceso de pago) protagonistas en varios capítulos de Juego de Tronos, de la mano de Arya Stark.

Girona se ha hecho recientemente famosa por haber formado parte de la sexta temporada de Juego de Tronos. En ella podemos encontrar la ciudad de Braavos, donde vemos a Arya en varios capítulos. O King’s Landing, sustituyendo a Duvbrovnik, donde no quiero contaros las distintas escenas que recrean, por no hacer spoilers a aquellos que aún no hayáis llegado a estos capítulos. Para los que sí queráis entrar en detalle, os dejo aquí un blog donde van reconociendo escenas de la serie.

Seguimos caminando, y nos encontramos con la catedral de Santa María de Girona y su famosa escalinata también de la serie. La entrada también es de pago.

Gironav7

Después de esto, ya solo os quedaría caminar por sus empedradas calles y descubrir vuestro propio rinconcito y parar a comer donde más os apetezca.

Como era nuestro penúltimo día y queríamos tener el último para relajarnos en la playa, decidimos pasar Rosas de largo y visitar el bonito Cadaqués.

Un pensamiento sobre “Girona”

Deja un comentario