Museo Dalí en Figueres y Empuriabrava

Como el día amenceió revuelto y amenazaba con llover, decidimos dedicarlo al museo Dalí, que tanto nos habían recomendado. El problema que tuvimos es que todo el mundo pensó lo mismo :S.

¿Qué ver en Figueres?

Figueres es sobre todo famoso por el museo Dalí. Las calles que lo rodean son muy agradables, hay muchos barecitos con encanto y además tenéis la iglesia de Sant Pere.

iglesia Sant Pere Figueres

Siento no poder daros más información sobre Figueres. Lamentablemente solo nos dio tiempo a dar mil vueltas con el coche para encontrar aparcamiento, ver el museo y pasear un poco por las inmediaciones.

¿Dónde aparcar en Figueres?

Después de dar como os decía, mil vueltas, encima al final tuvimos que dejar el coche en el parking más cercano al museo Dalí y hacer cola para entrar! Estaba completo, por lo que había que esperar a que saliera alguien para meterlo. Al final nos cobraron 12€ por 4h… Por lo que si encontráis sitio fuera, mucho mejor. No sabemos si sería porque justo todo el mundo se había acercado a Figueres por el mal tiempo, o es algo habitual en verano (que los turistas de la zona aprovechen siempre algun día para visitar el museo). Pero la realidad es que a nosotros nos fue imposible.

Una cosa a tener en cuenta es que hay parkímetro.  No nos apetecía tener que estar preocupados por la hora, (aunque fuera mirando una aplicación), así que las calles de los alrededores del museo tampoco las veía buena opción.

Hay un par de parkings de tierra algo alejados pero también estaban a tope. Quizá si tenéis suerte y vais un día que no esté tan masificado, podeís encontrar sitio. Están más al norte del museo, entre el Carrer del Rec Arnau y la Avinguda de la Costa Brava.

El museo Dalí

Os recomiendo encarecidamente comprar las entradas online para que no os suceda lo mismo. A nosotros se nos ocurrió cuando nos levantamos, pero ya era demasiado tarde porque online, solo quedaban entradas disponibles para las 6 de la tarde. Por lo tanto, tenedlo en cuenta. Si como yo, queréis hacerlo durante el día, tratad de organizarlo con antelación. Si por el contrario, preferís acudir en un horario más de tarde, tras disfrutar quizá de un día de playa, es posible que podáis reservar en el mismo día por la mañana. El museo en verano cierra a las 19.15. También existen visitas nocturnas. Más información en la web del museo. 

La pena fue que desgraciadamente tampoco pudimos disfrutarlo como nos hubiera gustado, también debido a la gran afluencia de gente.

Por fuera ya sorprende. Destaca, como no podía ser de otra forma tratándose del rey del surrealismo, por su originalidad: una manzana completa, con una fachada rojiza, adornada con panes de la zona, huevos alternados con estatuillas»de los Oscar» en las alturas y una esfera de cristal al fondo.

Museo Dali Figueres

En general, fue bastante distinto a lo que yo había visto de Dalí, que básicamente es lo que se encuentra expuesto en el Museo Reina Sofía de Madrid. Cuadros muy distintos a los que acostumbramos ver en los libros, esculturas, composiciones de todos los tipos y tamaños…

Este museo, era un teatro que se quemó y Dalí decidió utilizarlo para diseñar su propio museo. Él se crió en Figueras y estudió en Madrid. Al morir su madre, se peleó con su padre y se fue a vivir con su mujer, Gala, a Cadaqués (os cuento aquí la visita a esta casa de verano). Sin embargo, su deseo fue tener su museo en la ciudad que le vio nacer. Él lo diseño, estruturó y decidió cómo quería que se mostraran sus obras, por lo que el museo está completamente a su gusto.

En este museo también se encuentra su tumba, decisión que fue tomada contra su voluntad, ya que él deseaba ser enterrado junto a Gala, en su castillo de Púbol (también se puede visitar).

Tenéis información detallada sobre lo que encontraréis en el museo Dalí aquí. Aunque si preferís un consejo, yo me dejaría sorprender sin indagar demasiado.

¿Dónde comer en Figueres?

Comimos en la Churraskita. La carne es sin duda la especialidad de esta parrilla argentina, y estaba muy buena, pero también deben hacer la pasta muy rica. Está en la calle paralela al museo (Plaza Gala y Salvador Dalí), donde también se encuentra la iglesia de Sant Pere, que por cierto es muy bonita tanto por dentro como por fuera, como os enseñaba en la foto de más arriba. La torre que veís asomar en la foto de la fachada del museo, es la de esta iglesia.

¿Qué ver en Empuriabrava?

De camino a Rosas, donde íbamos a dormir las siguientes 3 noches, paramos en Empuriabrava, la Venecia de la Costa Brava. Es una preciosa localidad repleta de canales, con bonitas casitas y barcos de distintos tamaños: desde barquitos de pescadores a grandes yates.

Dependiendo del tiempo que dispongáis o que os apetezca dedicar a este pueblecito, podéis recorrer la calle principal con el coche e ir parando en los distintos canales. Observrlos, tomar alguna fotografía… O también podéis aparcar, pasearlo y cenar.

Nunca llegué a buscar alojamiento en esta zona. Sin embargo, una vez conocido pensé que podría ser una buena ubicación. El problema es que supongo que será caro.

Encontraréis distintas actividades de agua y lo que es aún mejor… ¡Tiene un pequeño aeropuerto desde donde salen las avionetas para hacer paracaidismo! Debe ser precioso verlo todo desde arriba.

 

Un pensamiento sobre “Museo Dalí en Figueres y Empuriabrava”

Deja un comentario