Archivos de la categoría Sin categoría

Ruta por las Rías Baixas

Un plan perfecto para desconectar de las altas temperaturas del verano,  disfrutar de unos paisajes de asombro y probar el buen marisco en este rincón verde de España. VISITA LAS RÍAS BAIXAS!

Te proponemos un recorrido de 6 días por:

  • SanXenxo
  • Baiona
  • Cangas de Morrazo
  • Islas Cies
  • Baiona-Oia- A Guarda
  • Tui

¿Quieres saber un poco más? Disfruta de una semana en las  Rías Bajas, selecciona el enlace.
Sigue leyendo Ruta por las Rías Baixas

SanXenxo

Ciudad de verano de la mayoría de los gallegos, resulta un punto muy cómodo para quedarse unos días y recorrer las playas de los alrededores.

¿Qué ver en SanXenxo y alrededores?

Su atardecer dando una vuelta por el paseo marítimo  que comunica Sanxenxo con Portonovo es de lo mejor. Pero sobre todo, los rincones y las playas que rodean esta localidad son una verdadera maravilla.

Aquí os dejamos algunas de las playas que puedes ir a ver.

Paxariñas: A menos de 15 min en coche se encuentra esta pequeña calita con encanto. Arena blanca y fina, perfecta para un baño refrescante y tumbarte un rato al sol. C

A lanzada. Darse un paseo por una de las playas más largas y emblemáticas de Galicia; está en el lado suroeste del istmo de la Península de O Grove. Una playa con viento donde encontrarás gente haciendo windsurf, te podrás sentar a leer un libro o disfrutar de un paseo por sus arena fina.

Playa A lanzada

Irás viendo que toda la carretera que une Sanxenxo con O Grove está llena de restaurantes, por lo que no tendrás problema para parar a comer.

Pedras Negras. El sendero marítimo de San Vicente do Mar, una pasarela de madera que tiene como marco de fondo una ruta costera preciosa. Puedes coger la toalla, descalzarte y bajar a algunas de las calitas que tienes a los pies del paseo. Nosotros dejamos el coche justo al lado del restaurante El pirata.
La verdad es que este paseo es una verdadera maravilla!

Playa pedras negras

Playa pedras negras

Os dejo un mapa de la zona:

mapa playas Sanxenxo

¿Dónde comer en Sanxenxo?

Taberna Da Madama. Si lo que quieres es picar algunas raciones de forma desenfadada, una buena opción es Taberna Da Madama. Unas raciones de calamares con salsa, el raxo con patata y unas tostas, una taberna acogedora con unas mesitas fuera. Trato muy agradable.

Taberna Maruca. Tomates de la huerta, navajas, pulpo y una rica carne gallega. Otra opción rica para comer en Sanxenxo.

¿Dónde Alojarse en Sanxenxo?

Nosotros nos quedamos en Portonovo, una villa unida por un paseo a Sanxenxo, pero con alojamientos más baratos.  Nos quedamos en el hotel Varadero. Un hotel modesto pero bien situado en el paseo marítimo de Portonovo.

Continua leyendo nuestro viaje por la Rías Bajas.

Cangas de Morrazo

Para aquellos que no tienen claro si va hacer mal tiempo en las islas Cíes, este plan es perfecto.  Una ruta por el casco antiguo de Cangas y  un baño en sus playas cercanas.

¿Qué ver en Cangas de Morrazo?

Un pequeño recorrido por el pueblo de 1 h o una 1,5 h aproximadamente. El paseo pasa por su mercado (plaza de abastos, donde encontrarás el pescado y marisco más frescos de las rías), varios cruceiros, pequeñas iglesias y la casa Patín (un tipo de casa marinera, que sólo se ve en las Rías Baixas). Esta casa disponía de una planta baja donde se guardaban todos los aparejos de pesca, y un piso superior donde se encontraban las habitaciones y la cocina.

Otros puntos a mencionar, la excolegiata Santiago de Cangas y la capilla del Hospital (junto al paseo marítimo, fue parte de un hospital destinado a ayudar a peregrinos, pobres y enfermos).

Cogiendo ya el coche, en sus alrededores se encuentra el cruceiro del Hío (uno de los más importantes de Galicia). Este cruceiro son 3 bloques, Adám y Evan con el pasado original, la Inmaculada pisando la cabeza del dragón derrotado y la crucificación. Es singular porque es una de las pocas imágenes donde se muestra a Cristo desenclavándole de la cruz.

ruta Galicia Cangas de morrazo

Sendas y miradores alrededor de Cangas

La ruta no termina sin visitar esos espectaculares acantilados, pasear por sus senderos y bañarse en sus playas.  Dirige el coche hasta Os castros, donde echar unas fotos y bajar el choche un poco más abajo. Existe un parking donde dejar el  coche y hay senderos marcados para bajar hasta Cabo Home o Cabo Pequeño.  La idea es quedarse  luego en la playa de Melide.  Sin duda un acierto, estábamos prácticamente sólos en la playa, con un agua turquesa y las islas Ciés como telón de fondo. Una verdadera maravilla!

Ruta Galicia Cangas de Morrazo

Ruta rias baixas Cangas de morrazo

Ruta galicia Cangas de Morrazo

Existe un chiringuito en la playa donde comimos y nos trataron fenomenal.

Playas cangas de morrazo

Las fotos hablan por si solas, todo un pequeño paraíso escondido.

Ruta Galicia Cangas de morrazo

Sigue leyendo nuestra entrada de viaje por la Rías Bajas 🙂

 

Baiona

Una ciudad con historia, una muralla perfectamente conservada, un parador impresionante y un caso antiguo de los más bonito. Conocida también por ser el primer lugar donde llegó la carabela la Pinta anunciando la noticia del descubrimiento de las Américas.

¿Qué ver y hacer en Baiona?

Haciendo un recorrido a pie puedes visitarla sin problema, aquí te dejamos los principales puntos de interés, qué ver y hacer en  Baiona:

Ruta Galicia- Ciudad de Baiona

– El parador, recorre las murallas de la fortaleza de Monterreal(s.XI-XVII) del interior (si no estás alojado cuesta 1 Euro entrar) y descubre la belleza de las islas Cíes que encontrarás junto enfrente.

– Justo a la entrada verás el monumento de Encuentro entre dos mundos (s.XX).

-Callejea y piérdete por sus calles empedradas del casco antiguo. Te encontrarás a tu paso el convento de las Madres Dominicas de la Anunciación, varias capillas e iglesias, casas desde el siglo XVIV al XVIII y una gran cantidad de bares en la calle Ventura. Os dejo un mapa de Baiona para que tengáis más detalle.

Ruta Galicia Baiona

– En el paseo marítimo tienes la réplica de la carabela La Pinta, que se puede visitar.

Ruta Galicia Ciudad de Baiona

– Desde el parador verás de lejos la virgen de la Roca (s. XX) de 15 m de altura; nosotros no llegamos a ir hasta allí para verla de cerca y no creo que tenga mucho más interés.

– Si coges el coche puedes ir hasta el cabo Silleiro donde se encuentra el antiguo faro de Sillero, ya en desuso. Está a 5 km de Baiona.

-Y ya por último, relájate y disfruta en algunas de sus playas (playa Santa Marta, Ladeira, Berbeira, etc.).

Os dejo aquí una foto del mapa del centro

plano ciudad Baiona

¿Dónde comer en Baiona?

Dentro del casco existe una gran cantidad de restaurantes o bares de tapas para picar algo en la calle Ventura Misa.

Nosotros cenamos en el Refugio D’Antxon, una taberna perfecta para cenar de picoteo. Nosotros probamos su tortilla de patata, los pimiento de padrón, un pulpo (no podían faltar) y unos calamares. Eso si, hay que tener en cuenta que no se puede pagar con tarjeta.

Sigue leyendo nuestra entrada de viaje por la Rías Bajas 🙂

 

Baiona- Oía -Molinos de Folón y Pico- A Guarda

Una ruta por la costa gallega hacia La Guardia con parada intermitentes en Oui y en los molinos de Folón y Pico. Todo un recorrido por la costa gallega.

Viajespordescubrir- La costa Gallega
Viajespordescubrir- La costa Gallega

¿Qué ver en Oía?

Este  pueblo marinero de la provincia de Pontevedra está a medio paso entre Baiona y A Guarda.

Su principal monumento histórico es el monasterio de Santa Maria, justo pegado al pequeño puerto pesquero. Sirvió durante siglos como defensa contra ataques por mar gracias a su ubicación.

Ahora mismo no se puede visitar, es de propiedad privada y se encuentra cerrado. Sólo se puede ver la iglesia, si lo deseas pregunta en el pueblo para que la abran y poder visitarla.

Viajespordescubrir- Oía
Viajespordescubrir- Oía

Esta localidad no tiene de grandes playas porque es muy rocosa, cuenta con un pequeño puerto pesquero muy agradable y varios restaurantes perfectos para comer.

Cerca se encuentran las pozas de Mougás, donde encontrarás unas cascadas y unas pozas. Se trata de una ruta de 2,5 km (30min a pie) desde que dejas el coche. Nosotros no llegamos a ir, pero os dejo una foto para que os hagáis a la idea.

http://www.traveler.es/viajes/rankings/galerias/mapa-rural-de-ninos-1/955/image/49097

Después de comer fuimos a los Molinos de Folón y Pico, una ruta de 3,5 km(2 horas ida y vuelta).  Este sendero discurre entre molinos encadenados en una ladera verde, acompañados por la bajada del río en forma de riachuelos. Son un paisaje único considerado como Bien de Interés Cultural.

Viajespordescubrir- Molinos de Folón y pico
Viajespordescubrir- Molinos de Folón y pico

Desde la ladera se puede observar también la desembocadura del rio Miño.

Viajespordescubrir- Molinos de Folón y pico
Viajespordescubrir- Molinos de Folón y pico

¿Dónde comer en Oía?

Nuestra recomendación es “A Casa Henriqueta”,  nos fiamos de varios consejos y no fallamos. Un trato muy agradable y una comida buenísima, probamos unas zamburiñas riquísimas, un pescado  fresco y una carne de los más sabrosa.  Muy recomendable!

¿Qué ver en A Guarda?

Llegamos por la tarde a A guarda, con sol suficiente para darnos y paseo, recorrer el municipio y sentarnos a cenar un buen pescado fresco.

Aunque su principal atractivo es subir hasta el monte de Santa Trega que está a pocos kms, merece la pena pasear por su casco antiguo. A guarda es conocida también por ser las puertas de la desembocadura del rio Miño.

Viajespordescubrir- A guarda
Viajespordescubrir- A guarda

No te puedes perder:

  •  El castillo de Santa Cruz (declarado Bien de Interés Cultural, es un recinto amurallado construido durante la Guerra de Restauración Portuguesa).
  • Las casas indianas del casco urbano (del s. XIX y XX construidas por emigrantes guardases de Puerto Rico, república Dominicana o Brasil)
  • En el caso antiguo, da un paseo por la calle Colón (calle medieval que une el puerto con el casco), la calle Muro (donde hay restos de la antigua muralla medieval)y la plaza do Reló, donde está el ayuntamiento, Casa dos Alonsos y la antigua torre medieval Torre do Reló.
  • El puerto y sus coloridas casas marineras estrechas que se comunicaban con el mar directamente a través de un patio. El atardecer en este puerto es de lo más bonito.
  • Museo Do Mar, fortaleza circula al final el paseo marítimo reconstruida y convertida en museo. Una muestra etnográfica marinera y una gran colección de conchas del mar.

Viajespordescubrir- A Guarda

Y por supuesto, al día siguiente (esperando que estuviese 100% despejado) fuimos a ver el Monte Santa Trega.

  • Monte Santa Trega, la panorámica desde el monte es sin duda impresionante. El estuario y desembocadura del Miño, la vecina Portugal separada por la inmensidad del océano Atlántico.

 

Panorámica a Guarda
Panorámica a Guarda

Se puede subir al monte en coche, parando por el poblado galaico-Romano con sus grabados rupestres. Y ya sólo queda dar un paseo por lo alto del monte y disfrutar del paisaje. La entrada subiendo en coche es de 1 Euro aprox (a pie es gratis, pero la caminata es bastante empinada y el calor aprieta).

Panorámica A guarda

¿Dónde comer en A Guarda?

Uno de los grandes motivos por los que hacer parada obligatoria en esta localidad, su comida!!! Probad el restaurante Riveirina, un marisco y pescado de lo mejor de la lonja. Nosotros siempre que hacemos parada sacamos un hueco para comer o cenar aquí. El bacalao a las 3 salsa es el mejor que he probado nunca, sin duda toda una recomendación.

¿Donde dormir  en A Guarda?

Sin muchos lujos pero limpio y bien ubicado, nosotros nos quedamos en hotel Eli-Mar.

Sigue leyendo nuestra entrada de viaje por la Rías Bajas 🙂

Tui

¿Algún otro sitio donde puedas visitar dos ciudades de países distintos separadas por un puente? El Miño separa la ciudad española Tui y la portuguesa, Valença. Dos ciudades fortificadas separadas por un puente que ahora mismo se puede cruzar sin apenas darte cuenta. La mezcla entre la cultura española y portuguesa no resulta extraña entre estas dos ciudades.

¿Qué ver en Tui?

Lo más importante de Tui es su catedral ( Santa María de Tui/Tuy), pero pasear por sus calles empedradas medievales y perderte por sus rincones que muestras vistas espectaculares de la ciudad.

El recinto amurallado de la ciudad se declaró conjunto histórico-artístico, sus caso antiguo se recorre en poco tiempo pero merece la pena visitarlo. Dentro del recorrido,  visita la Alameda de Santo Domingo y asómate a contemplar la panorámica.

También podrás ver en sus calles restos de la comuna judía que tuvo gran importancia en la ciudad durante la Edad Media. Y disfrutar de las calles empedradas que dan a miradores con encanto.

Y ya para comer, muchos turista cruzan hasta la ciudad fortificada portuguesa de Valença.  Pasea por sus calles adoquinadas con tiendas llenas de manteles, telas, toallas y otros complementos para la casa. Una auténtica tentación, como cada vez que se pone un pie en Portugal ! 🙂

Nosotros en esta ocasión no cruzamos porque teníamos que picar algo rápido y volver a Madrid. Una buen atascado nos esperaba a la vuelta…

Aquí nos despedimos del viaje por la Rías Baixas. Un auténtico paraíso, en muchas ocasiones desconocido, que no te dejará indiferente. Disfruta de sus verdes paisajes, las maravillas que alberga y su comida, de lo más deliciosa. Hasta la próxima Galicia!

te dejamos el enlace por si deseas volver al inicio de la entrada de viaje por la Rías Bajas 🙂

Islas Cíes

En 2007, estas playas se hicieron mundialmente famosas al ser reconocidas por “The Guardian” como la mejor del mundo. En el artículo la describían así: auténtica “playa caribeña”; el agua turquesa y la arena blanca es para creerse esa comparación . Y la verdad es que no es para menos, uno de los tesoros de Galicia! Os dejo el artículo de “The Guardian” las 10 mejores playas del mundo.

El acceso a la isla está regulada, sólo pueden acceder 2200 personas al día. Si vas en los meses de Junio o Septiembre no tendrás tanto problema para sacar billetes de ferry; pero si vas en Julio o Agosto la recomendación es sacarlo con antelación.

¿Qué ver y hacer en las islas Cíes?

Si eres de los que les gusta disfrutar de la playa aquí, simplemente tenéis venir y disfrutar. Os cuento, la playa de las Rodas es donde te dejan los barcos, pero además hay otras playas como Figueiras (destinada a nudistas), Nosa Señora (perfecta para snorkel) o A Cantareira/Margaridas (más tranquilas y de una belleza increíble).

Ruta Galicia Islas cíes
http://crucerosriasbaixas.com/rutas-en-barco/1-islas-cies

Aguas turquesas, arena fina pero eso si, el agua está bassssstante frequita! 🙂

Si eres de los que no les gusta tumbarse todo el día al sol, hay varias caminatas que puedes hacer.

  • Monte Faro: 2h 30 min  ida y vuelta(dificultad media), la pendiente es un poco de subida hasta el faro. Esta ruta permite contemplar las espectaculares vistas panorámicas desde sus dos miradores, además de los sistemas dunares, el Lago dos Nenos, el Centro de Interpretación de la Naturaleza o el Observatorio de Aves.
  • O faro da Porta: 1h y 45 min  ida y vuelta  (más sencilla y plana).
  • Alto del Príncipe: 1 h 15 min ida y vuelta (sencilla), se trata de la ruta más corta. Permite disfrutar de las maravillosas vistas y del contraste de las dos vertientes de la isla desde el Alto do Príncipe. Además, durante su recorrido se pueden encontrar otros puntos de gran interés como el complejo dunar Figueira Muxieiro, los restos del Antiguo Cuncheiro o la singular formación rocosa de la Silla de la Reina
  • O Monteagudo: 1 h 45 min ida y vuelta ( sencilla). En esta ruta verás los restos del Antiguo Cuncheiro, la Playa de Figueiras, el Observatorio de Aves, el Faro do Peito o la Furna de Monteagudo.

Rutas isas cíes

Consejo importante: no se existe más que una cafetería en la isla por lo que hay que llevarse tu propia comida para pasar el día.

 Otras actividades

También se organizan salidas diarias para hacer buceo(con barco que sale desde Baiona o que te recojan en la isla) y rutas en kayak. En esta isla no falta de nada!!

¿Cómo llegar hasta las Islas Ciés?

Puedes coger un ferry que te lleve a las islas desde Vigo, Cangas o Baiona. En temporada baja salen con menos frecuencia los ferries. Mira las fechas mejor es los calendarios online, pero son los meses de Mayo/Junio/septiembrey Octubre.

Os dejamos en enlace para comprar los tickets a las islas cíes conla naviera Mar de Ons.

¿Dónde alojarse en las islas cíes?

Aunque la mayoría de los viajeros van y vienen en el día, existe la opción de acampar en el único camping que hay y disfrutar de la puesta de sol en la isla. Por la noche se organizan visitas nocturnas o simplemente puedes disfrutar de la noche y contemplar el cielo estrellado.

Lo único que puede impedir que no disfrutes tanto de esta maravilla es el tiempo… pero cruza los dedos y saldrá el sol! 🙂

Sigue leyendo nuestra entrada de viaje por la Rías Bajas 🙂

 

 

 

Ribadeo y sus playas

Ya en la provincia de Lugo, las playas de Ribadeo son diferentes a las vistas hasta aquí. La más famosa por supuesto es la Playa de las Catedrales, a la que hay que pedir cita en julio y agosto.

Además de la cita, lo más importante a tener en cuenta es el horario de las mareas, pues desaparecen cuando la marea está alta. Cada día es a una hora diferente, a veces se puede ver por la mañana y por la tarde pero a veces solo una vez al día.

¿Qué ver en Ribadeo y sus playas?

Podéis visitar Ribadeo y sus edificios coloniales. Esta arquitectura es debida a la gran cantidad de cubanos que emigró a esta zona.

En Ribadeo también encontraréis un bonito faro rodeado de verde.

Y por supuesto no dejéis de recorrer sus playas. Hay una pequeña carreterita que recorre la costa y podéis ir parando en las playas que se van sucediendo. Eso sí, tened en cuenta que igual que la Playa de las Catedrales, estas playas están muy afectadas por la marea, por lo que tendréis que comenzar a hacer el tour cuando la marea esté bajando.

Las más bonitas son Castros e Illas, unidas entre sí.

¿Dónde comer en Ribadeo y sus playas?

En Ribadeo hay muchos restaurantes y bares para comer o cenar. Sin embargo nosotros no tuvimos mucha suerte, así que no podemos recomendaros.

Y luego tenéis también Yenca, un restaurante en la playa Arealonga (la siguiente a la de las Catedrales) que destaca por ofrecer un montón de tapas con cada consumición. También tiene menú del día y pos supuesto carta con arroces, marisco y una riquísima tortilla de patata.

¿Dónde dormir en Ribadeo y sus playas?

Nosotros dormimos en una casita muy acogedora cercana a Rinlo, a pocos kilómetros de Ribadeo: Hotel Mi Norte.

Las dos mujeres que nos atendieron fueron encantadoras y el desayuno se toma en una bonita sala con vistas al mar.

Si tenéis ganas de más, podéis continuar leyendo nuestro post sobre Finisterre y O Grove.

Acantilados de Loiba

Los Acantilados de Loiba son una maravilla. Esta zona de Galicia dicen que es la menos conocida y también la más diferente.

Nuestra visita fue a finales de junio, y vaya delicia poder ir solos por los caminos. Supongo que en pleno agosto no será igual, pero seguro que no tiene nada que ver a las aglomeraciones de otras zonas.

¿Qué ver en los Acantilados de Loiba?

En esta zona nosotros nos pasamos un día entero parando en sitios preciosos. Y seguro que nos dejamos cosas. Estas fueron nuestras paradas:

  • Playa de Ortigueira
  • Porto de Espasante
  • Vistas de los Acantilados de Loiba
  • El banco más bonito del mundo
  • Playa Picón
  • Estaca de bares
  • Bares
  • O Barqueiro
La primera parada es la Praia Morouzos en Ortigueira. Es enorme y espectacular. Merece la pena darse un buen paseo por la orilla y disfrutar de la paz de esta playa. Nosotros estuvimos absolutamente solos.
Después podéis dirigiros al mirador de Porto de Espasante, con la playa San Antón a los pies. Es una maravilla, a mi me encantó.
Acantilados de Loiba
Como os decía en post anteriores, nuestro recorrido fue ir parando y viendo tranquilamente cada playa y cada mirador. Pero podéis hacerlo aún más relajado, parándoos a tomar el sol en las playas si el tiempo acompaña. No fue nuestro caso, ya que estaba bastante encapotado. Lo que sí que es cierto, es que si os paráis bastante en cada playa, este recorrido tendréis que hacerlo como mínimo en dos veces.
A partir de aquí ya comienza el camino por los Acantilados de Loiba por una carreterita a través del campo muy estrechita.
El primer mirador es el de Pena Furada, una roca en medio del mar con un par de agujeros en el medio, formados por la erosión de las olas.
Acantilados de Loiba
Un poco más adelante encontraréis una zona de descanso que también es un mirador en el que merece la pena parar.
Continuando por la carretera de tierra, se llega al banco más famoso del mundo. Este banco se ha convertido en uno de los más fotografiados gracias a un inglés que recorrió la zona y colgó una foto de este banco de noche con multitud de estrellas. Se ha ido haciendo cada vez más famoso y dicen que incluso hay colas para hacerse la foto. Desde luego no fue nuestro caso en junio.
 Acantilados de Loiba
Tened cuidado porque hay varios bancos por la zona, no vayáis a confundiros. Desde el famoso, puede verse una piedra en el mar, similar a Pena Furada, pero solo con un agujero.
Un poco más adelante, bajando unas rocas, encontraréis otro también muy bonito.
Por esta zona hay muchas zonas de descanso con mesas y bancos de madera. Merece la pena llevarse unos sandwiches y comer por aquí con estas preciosas vistas. Nosotros no caímos en el detalle y tuvimos que bajar a la carretera general donde nos dijeron que había un sitios donde podríamos comer.
A continuación, encontraréis la playa de Picón a la que merece la pena bajar por unos escalones que llegan a ella. Está rodeada de acantilados de color oscuro y es un lugar curioso para relajarse un rato.
Acantilados de Loiba
Nosotros, de aquí seguimos a Estaca de Bares porque íbamos mal de tiempo. Pero se puede continuar hasta Esteiro donde hay otra playa. Lo que pasa es que luego tendréis que volver sobre vuestros pasos, porque la carretera no continúa.
En Estaca de Bares paramos en el mirador de la garita de bares y en el faro, pero si vais con el tiempo justo podéis omitirlo. Después de las preciosidades que habíamos visto este día, esta parte nos pareció menos importante. Eso sí, caminando desde el faro se encuentra la punta más septentrional de la Península Ibérica, pero las vistas desde aquí no son tan bonitas a las anteriores.
Acantilados de Loiba
Vistas desde la garita de Bares
Podéis tomar algo o quedaros a dormir en el Semáforo. Un hotel-restaurante con una terraza agradable.
La playa de Bares me pareció preciosa. No tuvimos tiempo de parar mucho y me dio mucha pena, porque es la típica playa en la que me tumbaría un largo rato. Además contaba con comodidades que no habíamos visto en otras playas, como duchas.
 Acantilados de Loiba
El último pueblo de A Coruña es O Barqueiro que tiene su encanto. En el puerto hay un restaurante con cristaleras que tenía muy buena pinta, por lo que podríais considerarlo si os encajara la hora de la comida.
 Acantilados de Loiba
En esta zona también debe haber unos atardeceres preciosos, dicen que desde el banco más bonito del mundo, se disfruta muchísimo. Por lo que podríais intentar cuadrar la hora si os interesa.
De esta zona no podemos recomendaros sitios para dormir, ya que tiramos directamente hacia Ribadeo. Pero como os comentaba, podría mereceros la pena hacer varias noches en Ortigueira para recorrer toda esta zona con calma.
La verdad es que fue un día un poco duro, pues aún nos quedaba hora y media de camino.
Os marco de todos modos algunas paradas que podríamos haber hecho, ya provincia de Lugo, que nos recomendaron en la casa rural de Ortigueira:
– O Fuciño do Porco: nos quedamos con muchas ganas de recorrer esta senda de acantlilados
– Viveiro
– Celeiro
– San Ciprán
– Monte San Roque
– Chavin (con algunos de los eucaliptos más importantes de Europa)
Podéis continuar con la siguiente parada de nuestro viaje: Ribadeo y sus playas.

Costa de Cabo Ortegal y alrededores

La costa de Cabo Ortegal incluye los acantilados más altos de Europa, la confluencia entre el océano Atlántico y el mar Cantábrico y unas maravillosas vistas en diversos miradores.

Como os comentaba, esta ruta la iniciamos desde Pontedeume a medio día, pero dependiendo de vuestra ciudad de origen, quizá podríais quedaros a dormir para descansar del viaje por la zona y comenzar con esta ruta por la mañana.

¿Qué ver en la costa del Cabo Ortegal y alrededores?

Lo que veréis por esta zona son principalmente acantilados y miradores.

Estas son las principales pardas en el camino:

  • San Andrés de Teixeido
  • Miradores
  • Cabo Ortegal
La primera parada es San Andrés de Teixido. Antes de llegar al pueblo, encontraréis un mirador desde el que se ve la pequeña aldea y los acantilados que la rodean.  Después podéis bajar al pueblecito, que como veréis es muy pequeño. Es muy conocido por sus leyendas sobre vivos y muertos. Se dice que ” el que no va de vivo va de muerto”. Podéis visitar su iglesia y los alrededores. Fácilmente os pueden regalar un amuleto y la hierba del amor, con la que tendréis amor de por vida.
Cabo Ortegal
San Andrés de Teixeido
Continuamos el camino hacia Cabo Ortegal. Lamentablemente para nosotros, nada más subir un poco más con el coche nos cubrió por completo una nube blanca. Estas nubes nos impidieron ver los acantilados más altos del continente europeo, de 625 metro de altura. Las vistas las tenéis desde la garita de Herbeira. También, por lo que nos contaron, es fundamental el mirador de A Miranda, desde donde se tiene una vista única de la zona. Pero también nos lo perdimos por las nubes.
Si vimos el mirador de Punta do Limo y el faro de Cabo Ortegal desde donde se ve la confluencia entre el océano Atlántico y el mar Cantábrico.
 En esta zona recordad que independientemente de la época del año en la que acudáis, debéis ir bien abrigados. Hace muchísimo viento, con lo que tenedlo en cuenta cuando hagáis la maleta.
Otra cosa a tener en cuenta, es que son carreteras de montaña con muchas curvas, con lo que aunque veáis que son pocos kilómetros, si que se tardan unas horas en hacer todo este recorrido.
El mapa sobre estas paradas y del post siguiente de los acantilados de Loiba, espero que podáis encontrarlo próximamente en la web de la Asociación Turísitca de Ortegal. Esta asociación la componen los restaurantes y alojamientos de la zona. A nosotros nos dieron un mapa y nos lo explicaron al detalle y merece la pena estudiarlo a fondo.

¿Dónde dormir en el Cabo Ortegal y alrededores?

A nosotros nos pareció que un buen punto intermedio para hacer noche en esta zona era Ortigueira. Encontramos una bonita casa rural en Mera, llamada O Vilar. La pareja que lo lleva, Manuel y Pilar, son encantadores y os darán todas las indicaciones que necesitéis de la zona. La pasión y orgullo de su tierra con que lo cuenta Manuel, dan unas ganas locas de quedarse una semana allí, si tienes tiempo.

También es buena idea alojaros aquí dos o tres días y hacer el recorrido que os acabo de indicar un día y al día siguiente el de los acantilados de Loiba, que es el post que viene a continuación. Ni que decir tiene, por supuesto, que también es una buena zona en la que descansar unos días, no tenéis que estar con el coche sin parar todos los días.

Una buena época para venir a esta zona es el festival celta de julio. Eso sí, tendréis que reservar con muchos meses de antelación.

¿Dónde comer en el Cabo Ortegal y alrededores?

Como os comentaba, esta zona son todo carreteras de montaña por lo que pocas paradas en el camino podréis encontrar. Dependiendo del lugar en el que os pille la hora de comer tenéis varias opciones. En la carretera que va de Cabo de Ortegal al faro, hay un único bar que no tiene nada especial, pero no se come mal mientras ves el mar desde lo alto. Si queréis comer en algún sitio mejor, podéis hacerlo antes, en San Andrés, o después, en Cariño.
Si que os queremos recomendar sin duda Manolo`s Xantar en el puerto de Ortigueira. Fuimos a cenar y nos encantó.
El carpaccio de langostinos con gulas está espectacular y el Albariño de la casa bien fresquito, entra como agua. También pedimos zamburiñas y las delicias de pollo. Estaba todo buenísimo. Además el trato fue muy agradable, nos sentimos como en casa. Una cena riquísima en la que nos encontramos súper a gusto.
La crema de orujo también merece la pena probarla y no pudimos con un postre, pero todos tenían pintaza. Un lujo de gastronomía gallega.
 Podéis seguir acompañándonos por las Rías Altas en los Acantilados de Loiba.